Ernesto Reinoso, comisionado nacional de béisbol, considera que el compromiso de todos es recuperar los resultados positivos mostrados otrora por este deporte y que tanto añora el pueblo de Cuba.

Tenemos que buscar la forma de remediar los fallos vistos en eventos internacionales. Hemos creado una preselección ampliada de 60 jugadores para encarar la venidera Copa del Caribe en Curazao (abril) y el torneo preolímpico de la Florida (junio), porque queremos volver al camino del éxito existente antes de la entrada al béisbol de los profesionales, comentó Reinoso.

Además, el directivo cubano destacó que esta es una preselección viva, sujeta a cualquier análisis porque el equipo Cuba no es de nadie en particular, sino de los más de 10 millones de habitantes del país.

Entre estos 60 jugadores hay mezcla de experiencia con figuras muy talentosas. Y de los 24 que irán a Curazao al evento en el cual analizaremos las posiciones que se deben fortalecer, muchos también asistirán al preolímpico de la Florida, donde lucharemos el único boleto que se concede, explicó.

A Curazao iremos con hombres que se destacaron en la actual serie nacional, incluidos jóvenes previstos para la renovación del equipo mayor de cara al próximo cuatrienio olímpico. No aparecen figuras como Frederich Cepeda o Yordanis Samón, quienes luego si irán a la Florida en busca de la clasificación para Tokio, aseveró el directivo.

Reinoso dejó entrever la posibilidad de que en la nómina para el certamen estadounidense se incluyan también los cubanos enrolados en la liga de Japón, y jugadores que se desempeñan en clubes foráneos sin contratos oficiales con la federación cubana de béisbol.

Deportes como el voleibol y el fútbol ya han dado ese primer paso y nosotros también lo intentaremos en aras de elevar el nivel competitivo en los eventos internacionales, finalizó Reinoso.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × tres =