Con la responsabilidad de ser el capitán de los Alazanes de Granma, además de un líder natural, Carlos Benítez dialogó con este diario sobre la preparación del equipo de cara a la final de la 60 snb frente a los Cocodrilos de Matanzas, que iniciará el próximo domingo.

«Estamos muy contentos, porque hemos llegado a esta etapa gracias a la combatividad de todos en el terreno y, por primera vez, sin refuerzos», afirmó la segunda base del conjunto, desde el estadio bayamés Mártires de Barbados, donde los pupilos de Carlos Martí no pierden tiempo luego del impasse ocasionado por la aparición de casos positivos a la covid-19 en el equipo.

Hay mucho optimismo y entrenamos fuerte para ajustar las cargas en estos pocos días antes del primer partido», apuntó.

Al comentar acerca de las herramientas que podrían conducir a los Alazanes a alcanzar su anhelado tercer título de campeones, precisó: «Hemos logrado un buen equipo, en el cual cada uno hace lo que le toca, sin intentar ser un jugador estrella en lo individual, sino pensando como colectivo. Hablamos mucho con los jugadores jóvenes, a quienes les damos confianza y les decimos que las victorias no dependen solo de lo que hagamos los más experimentados, porque todos somos protagonistas», añadió.

De ello, dijo, da fe el empuje de Guillermo García, quien con apenas 20 años se estrenó en play off con cinco extrabases (de ellos dos jonrones) y un total de siete carreras anotadas y diez impulsadas; o lo hecho por el antesalista Osvaldo Abreu, excelente segundo bate, primera vez como titular en postemporadas.

«Para mí lo primero y más importante es el equipo de Granma, y seguir rindiendo en el terreno de pelota», subrayó Benítez, quien comentó: «Sabemos que enfrentarnos a un rival como Matanzas será difícil, pero los Alazanes también vamos a la final a dar pelea».

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho − 4 =