Carlos Martí Santos, director de los Alazanes dialoga con la Agencia Cubana de Noticias (ACN), durante el entrenamiento para la semifinal de la LX Serie Nacional de Beisbol, en el estadio Mártires de Barbados de la ciudad de Bayamo, provincia de Granma, Cuba, el 12 de febrero de 2021. ACN FOTO/ Armando Ernesto CONTRERAS TAMAYO/ rrcc

El director de los Alazanes de Granma, Carlos Martí Santos, confirmó que mantendrá en el play off final versus Matanzas la misma rotación de abridores empleada contra Industriales (cuartos de final) y Pinar del Río (semifinales), con Lázaro Blanco como primer serpentinero, seguido de Leandro Martínez, César García y Yoel Mojena.

“En un play off pueden pasar muchas cosas y los planes pueden ir variando en dependencia de la realidad, lo importante es ir ganando juego a juego, pero esos son los lanzadores que han traído el equipo hasta aquí y deben ser los abridores”, señaló.

En un aparte con CMKX, Radio Bayamo, el estratega adelantó que, en el primer choque por la discusión del título de la pelota cubana, el próximo domingo, el Alto Mando empleará a Roel Santos (CF) como hombre proa, mientras que Osvaldo Abreu (3B) y Raico Santos (LF) completarán el trío de “arriba”, que estuvo a gran altura en el duelo contra los vueltabajeros.

“No hemos decidido todavía si Guillermo Avilés (1B), quien ya está recuperado, será cuarto bate o quinto, pero probablemente lo utilicemos como quinto atendiendo a que Yera (Yoanis) será el abridor de Matanzas y es mejor no poner zurdos en línea frente a un lanzador de esa mano; por eso Benítez (2B) (Carlos) debe ser el cuarto en la alineación del primer juego”, comentó el estratega en el estadio Mártires de Barbados, de Bayamo.

El line up se completaría con Iván Prieto (R), Darién García -o Miguel González- (BD), Yulián Milán (SS) y Alexquemer Sánchez (RF), por ese orden.

“Guillermo García está muy bien y pensamos emplearlo contra derechos, como bateador designado”, explicó el experimentado manager, quien el pasado 16 de febrero cumplió 72 años.

Martí Santos opinó que debe ser una serie pareja, de mucha tensión y que, aunque el favoritismo de la mayoría es para los Cocodrilos, “hay que demostrarlo en el terreno”.

“El béisbol es un deporte impredecible, varias veces hemos visto a equipos aparentemente superiores caer ante otros con menos nombres. Respetamos mucho a Matanzas, pero hay que jugar pelota”, sentenció el timonel de los Caballos.

Para el veterano director, será difícil que el enfrentamiento termine 4-0, como han vaticinado algunos aficionados y reiteró que la realidad no se escribe a priori sino sobre la grama.

“Aunque ellos (los matanceros) tienen mejor banca y ofensiva, hay paridad en el pitcheo y habrá que ver cómo se comporta la defensa de cada uno”, expresó Martí Santos, quien fue el piloto de la nave granmense en los dos éxitos de Granma contra sus rivales de turno en las semifinales de 2017 y 2018.

Por otra parte, dijo que han realizado un entrenamiento ajustado al poco tiempo de preparación, con partidos planificados entre los atletas del equipo, aunque el encuentro de hoy no se pudo realizar por el intenso aguacero caído anoche en la capital provincial de Granma, que afectó el terreno del estadio bayamés.

Asimismo, informó que deben partir el viernes al mediodía hacia Sancti Spíritus después de una corta sesión de preparación, para realizar el sábado, en predios del parque José Antonio Huelga, el último entrenamiento antes de la gran final.

(TOMADO DE RADIO BAYAMO)

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + seis =