El receptor holguinero Iván Prieto, quien integró el conjunto granmense de los Alazanes,  durante la 60 Serie Nacional de Béisbol,  llegó con su “equipo” la víspera a la ciudad de Bayamo,  luego de coronarse campeón junto a los pupilos de Carlos Martí,  en la gran final del clásico cubano, que tuvo por sede la burbuja de la ciudad de Sancti Spíritus.

Fotos: Amauris Betancourt Gómez

Tras la calurosa bienvenida que les regaló la afición de Bayamo, el cátcher  resaltó, en declaraciones a este sitio digital,  que es su intenciòn seguir jugando con los actuales campeones del béisbol en Cuba.

 “Si, creo que sí; me quedó en Granma. Es ese mi deseo” afirmó el máscara holguinero quien ha tenido una temporada magnífica junto a los caballos orientales.

El máscara holguinero  significó  la excelente acogida que tuvo no solo en el equipo sino también por parte de la afición de esta provincia del oriente cubano  “…muy feliz por la oportunidad de estar aquí y muy contento con la afición de Granma,  por el apoyo.  El agradecimiento también a los aficionados de la provincia de Holguín  que me han seguido durante todo el campeonato”, recalcó Prieto.

“Con Los Alazanes  me sentí muy bien. Tengo buenas relaciones con los campañeros, y en especial con los lanzadores que es con los que más interactúo.  También me llevo muy bien con la dirección del equipo. Me acogieron con familiaridad  y me sentí como uno más de aquí”, significó el receptor campeón de la actual serie nacional.

“Agradezco a Dios que me dio la oportunidad de estar aquí y a mi familia, así como a todos los que me han apoyado hasta aquí y muy contento con esto que está pasando”.

En la temporada regular, Prieto fortaleció la parte baja del lineup de los Alazanes, produciendo 60 carreras en 56 juegos, dos jonrones, 34 empujadas, .899 OPS y .459 OBP.

“Me preparé fuerte desde el comienzo de la pre-selección siempre pensando en aportar al equipo lo que le hiciera falta” argumentó de sus inicios con los Alazanes.

“Logré rendir ofensivamente durante toda la campaña y luego en la segunda etapa tuvimos varias pausas que nos afectaron un poco la dinámica de la preparación.

Luego de la parada, debido al aislamiento al que estuvo sometido el equipo a causa de varios casos de Covid, me fue difícil encontrar la forma “ofensivamente hablando” y el ritmo a la hora de batear. Pero los muchachos me apoyaron en todo momento. Me dijeron que defendiera que era lo más importante que ellos se encargaban de batear”

Aunque la decisión de quedarse con Los Alazanes, no depende solo de la voluntad del máscara holguinero, es su deseo continuar jugando en este equipo oriental donde ha tenido un excelente desempeño.

Foto: ISCarrillo
Foto: ISCarrillo
Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho + 17 =