Autoridades sanitarias de Estados Unidos recomendaron hoy detener el uso de la vacuna contra la Covid-19 desarrollada por la empresa Johnson & Johnson tras reportarse casos de coágulos.

Según informa la televisora estadounidense CNN en su sitio Web, fueron notificadas seis personas con esa afectación tras ser aplicadas 6,8 millones de dosis del fármaco en el país norteño

Los seis casos pertenecen al sexo femenino, con edades de 18 y 48 años, y los síntomas ocurrieron entre seis y 13 días después de la vacunación.

Las autoridades sanitarias dijeron que detienen el proceso para revisar más a fondo los hechos y evaluarlos.

Asimismo, indicaron que de ‘las personas que recibieron la vacuna Johnson & Johnson, aquellas que sufrieron un fuerte dolor de cabeza, molestia abdominal, malestar en las piernas o dificultad para respirar dentro de las tres semanas posteriores a la vacunación, deben comunicarse con su proveedor de atención médica’.

Los expertos calificaron el hecho de raro y adelantaron que la coagulación de la sangre puede estar relacionada con que el inyectable de Johnson & Johnson es una vacuna de vector de adenovirus, el mismo tipo que la de AstraZeneca, suspendida en varias naciones europeas por la misma razón.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − tres =