Pese a las dificultades financieras, la sequía del primer cuatrimestre del año en curso, el proceso de ordenamiento en el país y los problemas con insumos y recursos para el manejo agrícola, la empresa Agropecuaria de Jiguaní experimenta un discreto salto en su objeto social.

Esta entidad ha recuperado grandes extensiones de tierra en el polo productivo Cauto/La Yaya, para multiplicar los bancos de semilla y garantizar así las producciones dirigidas al autoabastecimiento municipal con la intensión de llagar a 32 libras per cápita de productos agrícolas a sus habitantes.

En este momento potencian boniato, yuca, plátano y frutales, destacando entre ellas la frutabomba que genera importantes ingresos a la empresa y tiene varios destinos además de los mercados agropecuarios.

Foto: Captura de video. / CNC TV

También recuperan áreas para desarrollar el programa citrícola, por muchos años deprimido en estos suelos. Con el apoyo de la empresa de desmonte y construcción y la garantla empresa mecánica Bayamo, la cual suministró para poco más de 30 hectáreas que se destinarán a ese fin una nueva máquina de pivote central.

Según dijo el director de la empresa, Diosvany Armas del Toro, estos cultivos, predominando la lima persa, la toronja y el limón, tendrán como destino fundamental la empresa mixta Tripocal Contramaestre SA, donde se obtienen sumos, jugos y otros productos con destino incluso a la exportación.

Para dar valor agregado a sus producciones la empresa también cuenta con su propia minindustria. Con el nombre comercial Río dorado la misma garantiza para el mercado pasta de tomate, néctares, dulces, encuirtidos y otros productos de alta demanda en el pueblo.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 4 =