Juan Pablo García Almaguer se graduó de estomatología en el año 2020, fue uno de los pupilos de buenos resultados en su graduación y desde entonces ha estado altamente comprometido con la Revolución que le dio la posibilidad de hacerse médico odontólogo.

En su primer año de servicio como trabajador de la salud ha vivido grandes experiencias dentro de sector porque además de haber ejercido la estomatología en áreas no urbanas, ahora ha tenido que enfrentar en primera línea la covid.

Según comentó en entrevista estuvo hace unos meses en la zona roja del centro de aislamiento ubicado en el pre de ciencias exactas Silberto Álvarez Aroche, en el municipio de Bayamo, capital de Granma, allí tuvo que estar directo en el contacto con pacientes confirmados, cuyas indisciplinas en materia de higiene y cuidado personal hacían que los galenos estuvieran en mayor riesgo.

Cuenta que en aquel centro tocó asistir, cuidar y llorar con los ingresados. Atesora entre sus gratos recuerdos el haber acompañado por ejemplo a un par de hermanitas que estuvieron separadas de sus padres o a una adolescente que cumplió sus quince años sin el abrazo de la familia.

 Entonces, dice, fue médico y amigo a la vez, pero un amigo que igual se expuso al virus y por eso hoy es parte de los trabajadores incluidos en el estudio de intervención del candidato vacunal Abdala.

Foto: Captura de video. / CNC TV

“Abdala para mí es un orgullo. Que un país del tercer mundo, bloqueado además tenga cinco candidatos vacunales es algo muy grande. Eso no lo ha logrado nadie, ni siquiera los países de más alto desarrollo”

Hijo de dos extraordinarios comunicadores, Juan Pablo también es un poco consejero. Por eso dejó un mensaje a la comunidad granmense y cubana. Aconseja nos confiarnos en este momento en que ya se ha avanzado en los estudios de los candidatos vacunales, fundamentalmente Abdala y Soberana que ya se encuentra en la tercera fase de su ensayo clínico. Es ahora cuando más hay que extremar las medidas como el uso de la mascarilla, la desinfección de superficies y manos y el distanciamiento social. De ello dependerá el éxito en este momento tan complejo que vive la nación al reportar la mayor incidencia desde el inicio de la pandemia. Así se despidió de la cámara con el verbo atinado y el sentido común de un profesional responsable y a la vista competente.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − 1 =