El 25 de abril de 1987 muere Blas Roca Calderío a los 78 años de edad. Hoy, su nombre evoca la lucha incesante por el bienestar del pueblo, y su impronta pervive en la memoria de los cubanos que siguen su ejemplo desde las filas del Partido Comunista o escriben la historia de Cuba y su Revolución desde su cotidianidad.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × dos =