Debido a la actual situación epidemiológica que presenta la provincia de Granma, la Escuela Pedagógica  Rubén Bravo Álvarez de la capital granmense, funciona como centro de aislamiento para contactos directos de casos positivos. Profesores y personal de apoyo a la docencia de ese plantel se han mantenido colaborando en tareas de apoyo para reforzar la atención en ese centro. Por la labor desarrollada este colectivo recibió la condición de Proeza Laboral, que otorga la Central de Trabajadores de Cuba.

Desde hace unos meses la cotidianidad cambio para el colectivo de la Escuela Pedagógica  Rubén Bravo Álvarez de la capital granmense, plantel convertido en centro de aislamiento para contactos directos a casos positivos a la Covid 19.

Con total entrega y disposición, profesores y personal de apoyo a la docencia del centro han dado su aporte voluntario para de conjunto con el personal de Salud, garantizar una adecuada atención a las personas ingresadas en la institución.

En reconocimiento a la labor desarrollada, este colectivo recibió la condición de Proeza Laboral, que otorga la Central de Trabajadores de Cuba.

La entrega del estímulo, realizada con motivo de la jornada de actividades a propósito del Primero de Mayo, reconoce las muestras de humanismo, solidaridad y sentido de la responsabilidad de este colectivo de trabajadores ante los inmensos desafíos que impone la Covid 19.

En la ocasión también se otorgó la distinción Rafael María de Mendive a tres trabajadores que han laborado durante 20 o 25 años de forma ininterrumpida en el sector de la educación con una relevante trayectoria.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 3 =