Aunque mayo ya se inició y con él, el periodo lluvioso en nuestro país, han sido pocas las precipitaciones registradas en estos primeros días. ¿Cuál es la situación meteorológica e hidrológica de la nación? ¿Qué medidas se adoptan para enfrentar la sequía a nivel nacional?

Para profundizar en estos temas comparecen en la Mesa Redonda de este jueves, la vice primera ministra Inés María Chapman Waugh, el presidente del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, el director general del Instituto de Meteorología y el segundo jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil.

La vice primera ministra destacó que desde hace varios años el Estado cubano ha implementado un plan de enfrentamiento y mitigación contra la sequía ante la sistematicidad de estos eventos meteorológicos.

En este sentido, recordó las acaecidas entre 2003 y 2005 en la región oriental y en 2010 en el occidente, con énfasis en la capital y en la actualidad en varios puntos del país.

Ante esta compleja situación, se presentó un plan desde el año 2015 para enfrentar la sequía y otros fenómenos extremos con medidas en el corto, mediano y largo plazo, las cuales permitieron realizar inversiones, acciones de mantenimiento, así como el despliegue informativo sobre el tema.

“Las medidas a corto y mediano plazo se han ido cumpliendo, y es el gobierno el que va chequeando junto a los organismos de la Administración Central del Estado su ejecución, lo que permite darle solución a los problemas que se presenten. Cada semana rinden cuentan los organismos de cada territorio y se evalúan la pertinencia de las decisiones adoptadas”, dijo.

A la vez, destacó Chapman Wauhg, Cuba cuenta con un plan integral de desarrollo hidráulico en la cual se integran muchas inversiones, a partir del cual, se chequeó recientemente aspectos concernientes a los trasvases y el programa hidráulico.

En el caso de los macro programas se impulsan proyectos que tienen que ver con el cambio climático como es la Tarea Vida, el plan de estado de la nueva agenda urbana. “Esto es un ecosistema que asegura el desarrollo económico de país y por tanto debemos cuidar la naturaleza”, comentó.

Precisó además que de igual manera se da seguimiento a los altos consumidores de agua en el país.

Vivimos una sequía en momentos peculiares

En otro momento de la Mesa Redonda, Antonio Rodríguez Rodríguez, presidente del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos valoró el estado actual de la sequía en el país. “Es fenómenos con sus peculiaridades pues ocurre en el medio de la pandemia”.

En este sentido recalcó que la provincia más afectada por el déficit de precipitaciones es La Habana, al tiempo que desde el día de ayer se produjo un disparo eléctrico, con afectaciones en uno de las conductoras. “Se trabaja intensamente para restablecer el servicio. Ayer amanecimos con 8 000 personas afectadas en la ciudad, mientras que este jueves la cifra ascendía a 300 000. Son eventos que se nos dan que no tiene que ver con la sequía pero que complejizan el suministro de agua”, detalló.

Más adelante destacó que unos 27 mil, de los 37 mil trabajadores de su entidad siguen prestando servicios a pesar de la compleja situación con la COVID-19. “En el 2021 hemos tenido más de tres mil aislados, 170 hospitalizados y hemos lamentado 4 fallecidos. Dicha situación ha provocado que hayamos que parar obras”.

En este periodo, subrayó el titular del INRH, también han incidido negativamente el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de Norteamérica. “Ejemplo de ello es el asedio a los proveedores, la exigencia de que los recursos que importemos no tenga más de un 10% de componentes americanos o la imposibilidad de las navieras para trasladar los recursos hasta nuestro país. Materias primas que podemos adquirir en la región hay que buscarlas en Europa o Asia, con un encarecimiento de los costos entre un 30 y un 40% del valor original”, sostuvo.

Rodríguez Rodríguez puntualizó que se le ha garantizado el suministro del agua de manera diaria a los centros hospitalarios, así como a los más de 690 centros de aislamiento en el país.

En otro momento del espacio radio-televisivo, Antonio Rodríguez Rodríguez, Presidente del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, explicó que de diciembre a abril ha llovido el 54% de la media histórica, lo que califica como un periodo “severamente seco”. “Si se evalúa de febrero a marzo solo precipitó el 48% de la media y de enero a abril solo el 43% de lo previsto. En el caso de mayo ha llovido el 49% de lo previsto para estos primeros 12 días (en el occidente el 30%, en el centro el 35% y el oriente el 62%”.

Es por ello que 122 municipios están catalogados en la categoría seca, de ellos 47 moderados, 35 severas y 40 extremos. “Solamente contamos con un municipio en la categoría de húmedo: Frank País en Holguín”, señaló.

El acumulado de los embalses, por otro lado, ha disminuido en un 20% en el periodo seco, registrándose los mayores descensos en Camagüey, Sancti Spíritus, Granma y Pinar del Río. “El llenado nacional de los embalses es de un 59%, mientras que solo dos provincias, Cienfuegos y Santiago de Cuba, exhiben cotas superiores al 75%. La Habana presenta la situación más crítica con menos del 25% de llenado de sus presas”.

Por su parte, los depósitos acuosos que aseguran el riego del arroz están al 57% y se garantiza su explotación para este propósito. “En el caso de la caña está al 62%”.

Sobre el comportamiento del agua subterránea, el titular dijo que 60 cuencas se encuentran en descenso, 34 estables, 7 en ascenso, 89 en estado normal, 10 en estado desfavorable y dos críticos.

“En el caso de La Habana, la cuenca de Ariguanabo que le suministra el agua a la zona oeste de la ciudad está muy desfavorable, Cuenca Sur está normal-estable, mientras que Vento está desfavorable-descendiendo y Jaruco desfavorable-descendiendo”.

Añadió que en el caso de Ariguanabo, alimenta tres municipios de La Habana y tres de Artemisa, por lo que los trabajos que se ejecutan para su mejoramiento, beneficiarán a ambos territorios.

La Habana sigue siendo la más afectada

Al comentar sobre la situación del abasto de agua a la capital, el funcionario explicó que la ciudad ha sido afectada con anterioridad por varios eventos de sequía, y que, en la actualidad, el evento extremo es menos “impactante” en el país, gracias a las obras hidráulicas ejecutadas estos años. “Este año se pondrán 3 mil millones en inversiones y dos mil millones en mantenimiento”.

Por su parte, el canal de Vento está en 0.50, bombeando apenas 241 litros, por lo que hay que inyectar agua desde Cuenca Sur para asegurar el suministro a los clientes de la zona. “Hemos logrado interconectar todos los sistemas de abasto de la capital y queremos avanzar en los mismo en todas las provincias”.

Ante esta compleja situación se impulsan soluciones puntuales para eliminar el sobreconsumo de los grandes consumidores, eliminación de fugas en conductoras y un programa de sectorización y metraje.

En el caso de los salideros, se informó que, si bien en el año 2011 las pérdidas representaban el 58%, hoy esa cifra disminuye a un 42%. “Sino perdiéramos tanta agua, no tuviéremos que buscar nuevas fuentes. Hoy tenemos más de 5 mil salideros, de ellos 2 mil están en La Habana”.

En los últimos instantes de la Mesa Redonda, la Vice Primera Ministra Inés María Chapman Waugh, expresó que, como archipiélago, Cuba se enfrenta a condiciones adversas ante el cambio climático. “Uno de los mayores impactos están en los periodos secos y húmedos, con mayor incidencia en los primeros con la sequía. Tenemos que reconocer que el cambio climático existe”.

A este panorama se suma, dijo la Vice Primera Ministra, problemas en la infraestructura. “Se han ejecutado y se siguen desarrollando millonarias inversiones que han permitido que muchas provincias enfrenten hoy de manera diferente la sequía. Este es un problema de todos”.

Denunció además el impacto del bloque económico y las afectaciones reales a partir de la crisis económica internacional generada por la pandemia de COVID-19. “Tenemos que resistir esta situación, pero sin renunciar al desarrollo y por tanto se debe establecer un uso racional y productivo”, concluyó.

En video, la Mesa Redonda

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × uno =