La firma de la Ley de Reforma Agraria, el 17 de mayo de 1959, fue un hecho trascendente para la naciente Revolución Cubana. Desde las montañas de la Sierra Maestra, en el sitio conocido como la Comandancia La Plata, Fidel entregaba la tierra a sus verdaderos dueños: los campesinos que la trabajaban. A 62 años del acontecimiento el campesinado de la Isla mantiene su compromiso con la producción de alimentos para el pueblo.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + cinco =