El viceprimer ministro cubano Jorge Luis Tapia Fonseca evaluó en la provincia de Granma los cambios necesarios para revertir la actual situación de la ganadería en el territorio.

Temas como la base alimentaria del ganado, la recuperación de áreas, y de instalaciones típicas, así como la eliminación de trabas que obstaculizan la empresa estatal socialista centraron el intercambio con directivos, y campesinos individuales granmenses.

Un análisis crítico con empresarios y campesinos individuales, sobre la compleja situación de la ganadería fue presidido por el viceprimer ministro cubano Jorge Luis Tapia, en la provincia de Granma.

El impacto de las últimas medidas adoptadas por la máxima dirección del país, que promueven y estimulan el desarrollo agropecuario, qué hacer para recuperar las capacidades productivas de las empresas, y el ejemplo de buenos productores individuales, fueron temas que centraron el intercambio.
provincia de Granma cuenta con alrededor de 15 MIL tenedores de ganado, una cantera aún ineficiente en la producción de carne y leche.

Transformar el pensamiento, la actuación y los resultados en uno de los sectores más importantes de la nación, fue el llamado del dirigente cubano.

“Es mirando para la siembra de alimento animal, y garantizar el manejo adecuado de la ganadería para poder recuperar esto. Pero que una empresa estatal con 119 trabajadores, cuando le sacas la cuenta de los carros, los tractores que tiene, los camiones, y que no podamos ser fuertes en ese sentido…los cuestionamientos de la agricultura están basados en eso. Esta provincia ha ido avanzando en la producción agrícola, recuperando áreas, pero la ganadería no avanza igual”, explicó Jorge Luis Tapia Fonseca durante el encuentro.

Tienen mucho que ver en el resultado final los procesos de contratación, productor a productor, la creatividad de los directivos, así como el sentido de pertenencia con la empresa estatal socialista y lo que ella representa.

Varios campesinos asociados a Cooperativas de Crédito y Servicios, expusieron sus experiencias, y la manera de lograr, sin intermediarios innecesarios, las mayores ganancias.
Las medidas adoptadas por la máxima dirección del país, relacionadas con la eliminación de trabas a los productores y a las entidades estatales, deben implementarse tal como están diseñadas, si de desarrollo ganadero se habla.

Granma tiene sobradas potencialidades para lograrlo.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 7 =