Pongo mi hombro al servicio de la ciencia cubana en la actual lucha por la vida, afirmó en esta urbe el pedagogo Fredy Fonseca Tamayo, uno de los primeros 50 voluntarios del sector de la educación que recibieron el candidato vacunal cubano anti-COVID-19 Abdala.

Confío en que tendrá un impacto positivo y será de gran ayuda para nuestra nación y la humanidad, dijo agradecido tras recibir la primera dosis del inmunógeno en el policlínico René Vallejo Ortiz, uno de los sitios clínicos habilitados para la intervención controlada en el municipio de Manzanillo, en la oriental provincia de Granma.

Al sentir en su brazo el pinchazo de fe y gloria, Diosnel Rodríguez Céspedes manifestó orgullo, y reconoció la inmensa oportunidad que la Revolución le ofrece de formar parte del proceso.

Como dice la canción del reconocido dúo Buena Fe, en mi brazo llevo la fuerza de un país, y por ello me siento honrado, subrayó el joven, quien enfrentó voluntariamente al coronavirus SARS-CoV-2, desde la llamada zona roja, en un centro de aislamiento.

Yoanni Gretel Mendosa Rodríguez mostró su gratitud con una felicitación al personal de Salud Pública por la atención, dedicación y el amor con que fueron tratados ella y sus compañeros.

Precisamente, junto al grupo de educadores, una representación del ejército de profesionales sanitarios de la localidad también recibió la inmunización, entre ellos la Licenciada en Enfermería María Teresa Martínez García.

Trabajadora de la referida institución asistencial, María Teresa definió el momento como histórico, al tiempo que su colega Aimé Arias Núñez resaltó la constante preocupación del gobierno cubano por el bienestar del pueblo.

Es en verdad emocionante saber que nos están inyectando uno de los cinco candidatos vacunales desarrollados en el país con el propósito de combatir esta peligrosa enfermedad; mi Revolución es única, sentenció Arias Núñez.

La doctora Silvia Camejo Anaya, directora del René Vallejo Ortiz, valoró que, hasta la fecha, el proceso de intervención controlada transcurre de forma exitosa, desde su inicio el pasado 8 de abril.

Informó que en la primera etapa se aplicaron las tres dosis de Abdala a 668 sujetos, de ellos 476 del propio policlínico, 164 de la Universidad de Ciencias Médicas Celia Sánchez Manduley, y el resto del Banco de Sangre y farmacias del municipio de Manzanillo.

En este segundo momento, explicó, aplicaremos el inmunógeno a más de 500 personas con riesgo de contraer la COVID-19, incluidos un centenar de educadores, trabajadores de la prensa y civiles de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

Una vez inmunizadas no deben desarrollar manifestaciones graves de la enfermedad, pero aun así es muy importante seguir protegiéndose, agregó.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − 11 =