Cuando esta historia termine (porque va a terminar), cuando tengamos el ansiado número de la eficacia (porque lo vamos a tener), y cuando hayamos producido las dosis suficientes para alcanzar vacunar a toda la población (porque las vamos a producir) habrá que reconocer a mucha gente, entre ellas a los voluntarios y especialmente a los placebos.

Los placebos son los héroes de esta historia. Nadie entra a un ensayo queriendo ser placebo, nadie cree que le va tocar porque el bichito de la buena suerte esta ahí para acompañarlos. Pero sí les toca a algunos, y hoy, son miles los placebos en los ensayos clínicos de los candidatos vacunales cubanos.

No será consuelo para muchos, pero su contribución ha sido imprescindible aunque quizás no son consciente de ello.

Por eso, merecen la medalla de oro en esta historia. Por eso, ya llega el momento de vacunarlos aún a expensas de sacrificar tiempos previstos inicialmente en el estudio Fase 3. La intervención sanitaria impone un nuevo escenario.

Gracias por estar ahí, gracias por continuar, llegaremos juntos hasta el final de esta historia. Ya es tu turno de vacunarte. Ya es tu turno.

Nota de la redacción: Esta semana serán vacunados en La Habana con la primera dosis del candidato vacunal Soberana 02 el grupo de voluntarios que recibió placebo como parte del ensayo clínico fase III con este inmunógeno del Instituto Finlay de Vacunas

( Por Dagmar García, Instituto Finlay de Vacunas. Directora de Investigaciones. Tomado de Cubadebate)

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + 15 =