La Federación Cubana de Béisbol (FCB) informó que el lanzador Lázaro Blanco Matos no viajó desde Estados Unidos a México, para honrar su contrato con el equipo Saraperos del Saltillo.

Él permaneció en West Palm Beach tras concluir la labor de nuestro equipo en el preolímpico de América, y decidió dar la espalda al compromiso asumido al amparo de la FCB, la cual afirmó que así rompe también los vínculos con el equipo de su provincia y con la selección nacional, desde la que proyectó el talento que le permitió jugar en otros circuitos.

La inhabilitación del acuerdo destinado a normalizar la llegada de nuestros jugadores a la MLB constituye un estímulo para los orquestadores de estas acciones que incurren en el repudiable tráfico de atletas.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × dos =