En Cuba, en este minuto, lo imperdonable sería detenerse, quedarnos inmóviles, no ganarle tiempo al tiempo para cuando lleguen momentos mejores. Tales conceptos fueron compartidos y explicados este lunes, desde el Palacio de la Revolución, por el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

«Aquí a los problemas hay que arrancarles un pedacito todos los días. Lo peor es detenerse», dijo el Jefe de Estado, y sumó la idea de que «siempre se puede hacer algo más».

Su reflexión tuvo lugar durante la videoconferencia mensual con los gobernadores de todas las provincias y el intendente del municipio especial Isla de la Juventud, la cual estuvo presidida también por el primer ministro, Manuel Marrero Cruz; el vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa, así como por el miembro del Buró Político y secretario de Organización y Política de Cuadros del Comité Central del Partido Comunista, Roberto Morales Ojeda.

El primer punto en la agenda versó sobre el chequeo del Programa de la Vivienda, con estadísticas cuyo cierre corresponden a mayo. En lo alusivo a la recuperación de las afectaciones derivadas de eventos climatológicos, se informó que hasta el mes citado fueron solucionadas 2 867 afectaciones. Las provincias de Camagüey, Holguín y Villa Clara han sido las que más soluciones han aportado.

Otros asuntos como el comportamiento de las entregas de cemento fueron analizados en el encuentro, en el que se precisó que los mayores atrasos se acumulan en el oriente del país.

En cuanto a la producción local de materiales, se realizó una actualización de los recursos entregados, cuánto ha faltado, así como de las estrategias de solución. Se hizo énfasis en la premisa de que esa actividad constituye la columna vertebral que sostiene los programas de la vivienda en cada territorio.

Se informó sobre la entrega de cemento, de bloques y de ladrillos de barro; se volvió sobre el hecho de que quedan por explotar las potencialidades de los yacimientos existentes en la mayoría de los municipios de la Isla. Al respecto, los territorios que más deben atender este tema son las provincias de Cienfuegos, Ciego de Ávila y La Habana, y el municipio especial Isla de la Juventud.

Las cifras de acero, derivados del alambre, muebles sanitarios, accesorios eléctricos, la carpintería y otros elementos básicos para hacer una casa, formaron parte de los análisis.

Sobre este cardinal programa, el Primer Ministro apuntó que se han combinado factores objetivos, pero también de naturaleza subjetiva, y que se hace necesario medir los avances de modo diferente, a partir de miradas más precisas sobre las potencialidades reales de cada territorio.

El vice primer ministro y Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez recordó que existe una política de la vivienda que debe ser cumplida con rigor, y que los análisis de cómo se concreta lo que ya está definido deben hacerse municipio a municipio, así como propuso buscar siempre alternativas.

LA VIDA SE DEFIENDE CASO A CASO

Cómo marcha el Programa de atención materno-infantil en el país, con cifras incluidas hasta el pasado 4 de junio, fue otro tema. Al respecto, el titular de Salud Pública, José Angel Portal Miranda, explicó al detalle una situación en la cual las estadísticas indican que los números alusivos a la mortalidad infantil y materna no son alentadores, sobre todo si se les compara con etapas precedentes.

El Primer Secretario del Partido Comunista expresó que acerca de «la marcha del programa de atención materno-infantil, y sobre todo en la problemática que tenemos con la mortalidad infantil y materna, aquí el tema es el seguimiento caso a caso».

¿Cuáles son las causas de un niño con bajo peso al nacer?, preguntó el mandatario, para luego razonar que ahí no hubo una atención adecuada, diferenciada a una embarazada, y recordó que Cuba cuenta con una estructura de hogares maternos, del médico de familia y de atención primaria, con condiciones para atender a las futuras madres, a las más vulnerables.

Portal Miranda también expuso en la reunión datos sobre cómo marcha en el país el enfrentamiento a la epidemia de la COVID-19. Al cierre del mes de mayo, dijo, la Isla acumulaba 143 323 casos confirmados. El promedio de casos por día, al cierre del mes citado, fue de 1 151,6, número que aumentó en relación al cierre de abril en un 10,3 %.

Sobre la Intervención Sanitaria que vive Cuba con los candidatos vacunales Soberana 02 y Abdala, el Ministro afirmó que «en menos de un mes se ha logrado el propósito previsto». Ya han sido beneficiados con al menos una primera dosis 1 745 588 personas, lo que representa el 15,5 % de la población.

Hace falta, dijo Portal Miranda, «que no se nos siga complicando el país en lo que avanzamos en la Intervención Sanitaria». Por eso hacia el final de la reunión el Presidente Díaz-Canel Bermúdez hizo hincapié en que, ante la epidemia, «nosotros estamos ahora en dos momentos importantes: por un lado, estamos avanzando en la Intervención Sanitaria, y por otro lado tenemos que seguir atendiendo con efectividad las medidas que hemos puesto para el enfrentamiento a la COVID-19. Ninguna de las dos cosas por separado da la solución. Es la combinación de ambos aspectos».

Habló entonces de las provincias que siguen mostrando situaciones epidemiológicas inestables, que cuando parece que avanzan tienen retrocesos asociados a eventos institucionales o comunitarios. Esas son, subrayó, chapucerías que debemos erradicar, como también hay que desterrar maltratos, imprecisiones y demoras, ineficiencias de las cuales la población se queja.

Por otra parte, apuntó, hay que disminuir las cifras de casos confirmados, y las de fallecimientos, y todo eso pasa por «la atención diferenciada y oportuna a los críticos y a los graves, y por la manera en que se atiende rápidamente a las personas más vulnerables», pasa por buena organización, control y uso de herramientas informáticas que en otros momentos permitieron pesquisajes eficaces y que ahora no se están aprovechando.

A pesar de todo el esfuerzo que se ha hecho, señaló el dignatario, tenemos que evitar el cansancio en todas las estructuras de Salud, y también en direcciones de otros organismos que están enfrentando la actual situación.

SIN DESANIMARNOS

El estado de cumplimiento del Programa de soberanía alimentaria y Autoabastecimiento municipal fue otro tema en la jornada. La comercialización de productos agropecuarios, y cómo marcha la implementación de las 63 medidas diseñadas para la agricultura, fueron puntos de partida para más de una reflexión alusiva a este asunto de seguridad nacional.

El Primer Secretario del Partido Comunista destacó la importancia de sembrar más, aunque las condiciones no sean las óptimas, pues esa es la garantía de tener rendimientos futuros. Y en cuanto al autoabastecimiento municipal, hizo énfasis en el valor de «destrabar la comercialización de los productos; que la comercialización sea tan fácil, propuso, que estimule la producción».

Cómo van las acciones contenidas en el programa de Perfeccionamiento del comercio, otro tema de la agenda de la videoconferencia, dio paso a que el Jefe de Estado destacara la pertinencia de aplicar técnicas comerciales que mejoren todas las gestiones posibles, entre ellas, acrecentar las facilidades de pago y optimizar el comercio electrónico. Se trata, enfatizó, «de un comercio que esté mejor orientado a satisfacer las demandas de la población y, sobre todo, orientado a la demanda interna; y en eso hay que trabajar de una manera rápida».

No menos importante fue la intervención a cargo de la vice primera ministra, Inés María Chapman Waugh, acerca de los próximos desafíos que impondrá la naturaleza en medio de la temporada ciclónica que se extiende de junio hasta noviembre: ya las autoridades responsables, y los expertos, comentó, han estado analizando las altas probabilidades de lluvia para los días próximos, debido al movimiento de un centro de bajas presiones al sur de Cuba. Es un contexto que obliga a activar sistemas de alerta temprana y local, con miras a evitar pérdidas de vidas humanas y de otra índole.

Hacia el final del encuentro, y a propósito de los momentos difíciles que vive Cuba, el Presidente Díaz-Canel compartió su certeza de que los cubanos saldremos adelante, y de que podremos «hacerlo por nuestros propios esfuerzos, con nuestro propio talento. Por lo tanto, no nos podemos dejar aplastar por las adversidades, no podemos desalentarnos ni desanimarnos».

Recordó que las «situaciones complejas y nuevas requieren hacer las cosas de otra manera», y que en este minuto estamos «resistiendo creativamente, para continuar avanzando, para no quedarnos detenidos en el tiempo. Con todos esos elementos es que tenemos que impregnarnos de ánimo, de compromiso y de valentía, para enfrentar estas complejas situaciones, ganándole tiempo a todos los procesos».

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − ocho =