Miguel Díaz-Canel, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, subrayó hoy el impacto sobre la economía cubana de la persecución financiera a la que es sometido el país como consecuencia del recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero de EE.UU.

En reunión de trabajo en el municipio especial se refirió a las medidas adoptadas en los últimos meses para contrarrestar el efecto de esa política, entre ellas la anunciada ayer sobre la suspensión temporal de los depósitos en efectivo de dólares estadounidenses, anunciada por el Banco Central.

Es importante que la población entienda la naturaleza de esa determinación sobre la cual se profundizará esta tarde en el espacio de la Mesa Redonda, dijo, y comentó que el recrudecimiento del bloqueo le ha cerrado al país todos los caminos que teníamos con instituciones bancarias en el mundo para que una parte del dinero recibido en USD lo depositaran en cuentas cubanas.

Insistió en que no se penalizará a nadie por tenencia de esa divisa, las cuentas existentes de las personas naturales en esa moneda no se afectarán, los que deseen mantener el efectivo para invertirlo durante viajes al exterior tampoco tendrán problemas, y reiteró que para realizar operaciones dentro del territorio el plazo es hasta el día 20 del corriente mes a fin de depositarlos en sus respectivas tarjetas.

Recordó que con frecuencia muchos se preguntan por qué no pueden adquirir esa moneda en los bancos y la respuesta es que no se puede vender a las personas una moneda que se recogió de un proceso de cambio, porque provoca distorsiones a la economía.

Apuntó que igualmente incomprendida ha sido la apertura de las tiendas en MLC, medida que aunque crea diferencias, tiene por propósito recaudar el efectivo circulante para invertir en materias primas para los procesos productivos y abastecimiento a la población.

Subrayó que las medidas restrictivas aprobadas por la administración norteamericana pretenden asfixiar económicamente al pueblo y provocar inestabilidad social y política a partir de un discurso con doble rasero, dicen que el bloqueo es contra el Estado y en realidad es contra el pueblo cubano.

A eso se suma una fuerte campaña de subversión y el recrudecimiento de las campañas difamatorias contra las misiones médicas cubanas, mutuamente beneficiosas con países con los cuales tenemos colaboración en la esfera de la salud, refirió.

La situación es compleja y muy dura, nos proponemos enfrentar esa adversidad creativamente, construir el escenario de resistencia sin desalentarnos, tenemos que ser capaces de sobreponernos a esas restricciones a partir del perfeccionamiento de nuestro modelo económico, de ser más eficientes y capaces productivamente, afirmó.

En el actual contexto, la batalla ideológica y la batalla económica son prioridad, subrayó.

Igualmente, denunció la falacia urdida por el imperio y sus acólitos de la Unión Europea sobre la supuesta violación en Cuba de los derechos humanos, cuando paradójicamente el país invierte en ciencia para desarrollar cinco candidatos vacunales contra el virus SARS CoV-2 y no escatima esfuerzos ni recursos para salvar vidas humanas.

Apuntó el mandatario cubano en el municipio especial que la implementación de las ideas concepciones y directrices del 8vo.Congreso del Partido tiene lugar en medio de una situación compleja y dura a causa del recrudecimiento del bloqueo de EE.UU. a Cuba y agravada por la COVID-19.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × cuatro =