Más del 50% del arroz que se consume en la isla se compra en el mercado internacional. Es por ello que incrementar los niveles productivos del cereal se convierte en una necesidad para reducir la importación de este demandado producto en la mesa del cubano. Con este objetivo, en Granma se fortalece el vínculo de las bases productivas con el Instituto de Investigaciones de Granos para aplicar más ciencia a la producción y elevar los rendimientos.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres + 4 =