Rostro de la solidaridad y el humanismo en zona roja

Desde hace año y medio, el joven Akine Ismael Abdallah, de Islas Comoras, al sudeste de África, y formado como médico en Cuba, realiza su servicio social en un consultorio del Médico de la Familia en Cautillo Abajo, poblado rural del municipio granmense de Cauto Cristo. Especialista en Medicina General Integral, este novel galeno, ha laborado en diversas ocasiones en el enfrentamiento a la Covid 19 desde la zona roja del centro de aislamiento habilitado en una de las sedes de la universidad de Granma, centro conocido como Campus dos y donde se atienden a pacientes que son sospechosos y contactos de casos positivos a la enfermedad. Su disposición para enfrentar la pandemia en la primera fila de combate, es la principal muestra de su agradecimiento por la oportunidad que ha tenido de formarse en Cuba, y por las lecciones de solidaridad y humanismo que la Mayor de las Antillas le ha dado al mundo.