Conscientes del muy complejo escenario que vive el país, caracterizado por un significativo incremento de casos positivos a la COVID-19, las autoridades de la oriental provincia de Granma refuerzan medidas organizativas ante la cercanía al oriente de Cuba del huracán Elsa.

El teniente coronel Luis Escalona Martínez, jefe del órgano de la Defensa Civil (DC) en el territorio, dijo a la prensa que los preparativos comenzaron el miércoles último, teniendo en cuenta las experiencias previas en el enfrentamiento a ese tipo de fenómenos hidrometeorológicos, y las características y posible trayectoria de la entonces tormenta tropical.

https://twitter.com/CNCTVGranma/status/1411105486674485252?s=19

Similitudes respecto a la probable área de impacto, dijo, hacen recordar aquí al huracán Dennis, de 2005, y por ello se espera la ocurrencia de fuertes vientos y abundantes lluvias, fundamentalmente en los municipios costeros.

En tal sentido, el presidente del Consejo de Defensa Provincial orientó acondicionar puestos de dirección de avanzada en la zona del litoral, los cuales son desplegados en las localidades de Niquero, Pilón y Manzanillo, informó.

Escalona Martínez precisó que con antelación al ejercicio de DC Meteoro 2021, y en contacto directo con los grupos y subgrupos de trabajo en la base, realizaron en toda la provincia un recorrido para buscar nuevas capacidades de recepción de personas en caso de situaciones excepcionales.

Ello permitió puntualizar la disponibilidad de unos 104 albergues-otros 30 están en función del enfrentamiento a la pandemia de la COVID-19- y al respecto ya se ha ido informando a la población, aunque como principal variante de protección ponderamos la desconcentración temporal hacia casas de familiares y vecinos o inmuebles estatales de cubiertas pesadas, subrayó.

Decretada la Fase informativa, activamos en composición reducida los Consejos de Defensa a los diferentes niveles, y en correspondencia con el deterioro de las condiciones meteorológicas.
Recordó que Granma es una provincia complicada debido a sus características geográficas e hidrológicas, lo cual demanda especial atención a las zonas bajas de los municipios de Río Cauto y Cauto Cristo, en los cuales ya comenzaron a ponerse en disposición medios y recursos, en particular vehículos de transporte para posibles evacuaciones de personal.

También monitorean al detalle otros lugares de riesgo, como las comunidades de Cabezada y Dos Ríos, y la región montañosa, donde está determinado el levantamiento y la evacuación de personas vulnerables, todo con el objetivo de evitar mayores complicaciones durante el paso de Elsa, explicó.

El jefe del órgano provincial de la Defensa Civil indicó que en junio último llovió bastante, por cuanto puede existir saturación del manto freático en algunos puntos, no obstante, los embalses del territorio acumulan sólo el 68 por ciento de su capacidad total de llenado, y presentan, además, buen estado técnico, constructivo y de mantenimiento.

Respecto a la Agricultura, sector determinante en la economía territorial, agregó que se puntualizan orientaciones para evitar pérdidas o deterioro de bienes y recursos como sistemas de riego, casas de cultivo, apiarios, y turbinas situadas cerca de ríos y arroyos.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + dos =