NIQUERO, Granma.— Quien la vio con el oleaje bravo a su espalda, reportando desde un techo, un descampado o cualquier local de Cabo Cruz, de seguro la aplaudió en silencio o exclamó: ¡Qué periodista!

Porque Inés Castro Machado estuvo informando unas 20 horas seguidas mientras la tormenta tropical Elsa pasaba por los mares del municipio de Niquero, donde esta profesional de 34 años labora con originalidad y soltura.

Los camarógrafos Yunior Quintanel y Alexander García y el luminotécnico Manuel Pérez abrían los ojos admirados mientras ella, sin aparentes miedos, brindaba detalles para la televisión nacional, varias emisoras cubanas o las redes sociales.

Ahora mismo confiesa que al partir para la cobertura informativa y despedirse de su esposo, Julio César Vega —por más señas el director de Portada Visión, el canal para el que ella labora— se le hizo un nudo en la garganta, soltó unas lágrimas y hasta pensó en la remota posibilidad de no volver a ver sus adorados padres, Lázara y Fidel.

No es que sea pesimista; es que todavía la golpean los recuerdos del huracán Dennis, en julio de 2005, cuando ella terminaba el primer año de la carrera en la Universidad de Oriente, en Santiago de Cuba.

Entonces encontró su casa de Pilón sin techo, sin el televisor en la sala y con los colchones expuestos al sol.

«Siempre resulta complicado reportar un ciclón, especialmente cuando tienes experiencias traumáticas que no se olvidan. Debes cuidar tu vida, pero también captar historias e imágenes en el lugar de los hechos para poder ser creíble», dice.

Antes de Elsa, había informado sobre otros fenómenos meteorológicos, pero esta experiencia resultó excepcional, pues muchas de sus noticias fueron en tiempo real mediante Facebook y Twitter.

«Me sorprendió que me escribieran desde tantas partes de Cuba, también desde Estados Unidos, España, Italia y otros países. Algunas personas hasta me llamaron para saber lo que estaba pasando».

Inés, quien hace seis años venció una enfermedad agresiva, se cuenta entre las enamoradas de los relatos conmovedores, las nuevas tecnologías en el periodismo y la superación a toda hora. Sabe que vendrán otros ciclones, y que a ella, como a otros colegas, le tocará desvelarse para poder contar la historia.

(Tomado de Juventud Rebelde)

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − quince =