Frente al complejo escenario epidemiológico cubano y en particular del territorio, que en los últimos 15 días reportó mil 463 nuevos contagios, las autoridades sanitarias de Granma vigilan con preocupación el incremento de casos sospechosos, contactos y positivos a la COVID-19 entre menores de 18 años, gestantes y puérperas.

Hasta la fecha, la oriental provincia acumula ocho mil 539 confirmados desde el inicio de la pandemia, de los cuales mil 057 son de edades pediátricas, 72 embarazadas y tres recién paridas.

Esa desfavorable situación tiene una mayor incidencia en los municipios de Bayamo, Manzanillo y más recientemente Río Cauto, según informó a través de la televisora local la doctora Elizabeth Castillo Santiesteban, jefa del programa materno infantil en la dirección provincial de Salud Pública.

Las encuestas epidemiológicas, dijo, evidencian que el coronavirus SARS-CoV-2, causante de la mortal enfermedad, ha llegado a los hogares fundamentalmente por fallas en la disciplina y el cumplimiento de las medidas higiénico sanitarias en el seno de la familia, que constituye el eslabón primario para el cuidado y protección de sus hijos.

Subrayó la urgencia de extremar los protocolos de prevención y desinfección al regresar a casa, evitando cualquier intercambio físico previo con adolescentes, niños y muy especialmente lactantes, quienes no deben salir a la calle, excepto por razones bien justificadas, como recibir vacunas o asistir a consultas médicas reglamentarias.

La COVID-19 puede ocasionar daño multisistémico, alteraciones psicológicas y otras secuelas, para cuyo tratamiento en convalecientes fueron habilitadas sendas consultas en los hospitales infantiles General Luis Ángel Milanés, de Bayamo, y Hermanos Cordové, de la urbe costera de Manzanillo, explicó.

Castillo Santiesteban precisó que en dichos locales se atienden los pacientes de las denominadas regiones del Cauto y el Guacanayabo, respectivamente, a partir de la evaluación integral de equipos multidisciplinarios compuestos por cardiólogos, nutricionistas, pediatras e intensivistas.

El «Hermanos Cordové»es, además, la institución habilitada para brindar asistencia médica a los infantes menores de cinco años, y otros casos positivos de edades pediátricas con comorbilidades importantes; mientras el resto de los confirmados van a centros de aislamiento bajo supervisión, las 24 horas del día, por especialistas en pediatría, agregó.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 − 2 =