Hemodiálisis, surtidor de esperanza

Cada martes, jueves y sábado el joven Leonardo García Ortega se acopla a una máquina que realiza la función de sus riñones y purifica la sangre; su oportunidad, como la de cientos de granmenses que llegan hasta el servicio de Hemodiálisis del hospital Clínico Quirúrgico Celia Sánchez Manduley de Manzanillo, pondera al ser humano por encima de cualquier carencia.