Los trabajadores de la Embotelladora de Cervezas y Refrescos de Bayamo cumplen los compromisos productivos, a pesar de los efectos del bloqueo económico, comercial y financiero del gobierno de los EE.UU. contra Cuba. La industria, cuya tecnología tiene más de 30 años de explotación, funciona gracias al empeño de aniristas e innovadores.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 1 =