Tokio, 2 ago (ACN) Con marca de 65.72 metros (m), la discóbola cubana Yaimé Pérez alcanzó hoy la medalla de bronce en la final de su prueba, correspondiente al atletismo de los Juegos Olímpicos con sede en esta ciudad hasta el próximo día 8 de agosto.

Yaimé, campeona mundial de Doha 2019, no pudo esta vez subir a lo más alto del podio de premiaciones, pero se lleva una presea de mucho valor por ser la primera que conquista en citas estivales en el lanzamiento del disco.

De esa forma iguala lo conseguido hace cinco años por su compañera de especialidad Denia Caballero, quien ahora no pudo avanzar a la final en la capital japonesa.

En esa prueba se agenció el metal dorado la estadounidense Valarie Allman, con registro de 68.98 m en su primer intento, como para dejar en claro que iba en serio por el título; mientras la alemana Kristin Pudenz (66.86 m) logró el premio de plata con marca personal incluida.

Con ese resultado Allman ratificó que no por gusto se ubica segunda en el escalafón universal de la presente temporada con 70.01 m, según el sitio oficial de World Athletics.

Como dato sorpresivo, la croata Sandra Perkovic, doble monarca olímpica, quedó fuera del podio al ubicarse cuarta con 65.01 m.

Ahora Cuba suma tres medallas en el atletismo de esa lid bajo los cinco aros, con la plata y el bronce obtenidas por los saltadores de longitud Juan Miguel Echevarría y Maykel Masso, en ese orden.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − 9 =