En la ciudad de Bayamo, varias instituciones educativas se han convertido en vacunatorios y acogen a personas mayores de 19 años que son inoculadas con Abdala.

Lorena Gómez Polanco directora del seminternado Carlos Manuel de Céspedes, de la capital de Granma, comenta que los docentes del centro apoyan esta importante tarea de la Revolución.

Los educadores bayameses con mucho celo garantizan en sus instituciones que el personal de la salud posea las condiciones necesarias para su labor y contribuyen con la disciplina y la organización de sus centros, convertidos en vacunatorios.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 3 =