Dada la alta incidencia de casos de  covid 19 en edad pediátrica, el hospital  Hermanos Cordovés de Manzanillo, habilitó un cuerpo de guardia de enfermedades respiratorias y una sala para hospitalizar casos confirmados  y sospechosos de la enfermedad.

Los síntomas que se manejan ante el padecimiento pueden ser similares a los de otras Infecciones respiratorias o incluso a manifestaciones de dengue, por eso son valorados con  exhaustividad para asumir el protocolo correspondiente.

“Existe síntomas subjetivos a manifestaciones respiratorias como  estornudo, toma del estado general, irritabilidad, rechazo a los alimentos, fiebre de origen desconocido, y cada síntoma lo valoramos en ese servicio de urgencias médicas, así podemos  clasificar a los pacientes, e identificamos  precozmente los signos de alarma ante posible covid para  poderlos hospitalizar en el Hermanos Cordovés.” 0.54  Así aseguró el doctor Alberto Damián García Guerra, director del centro hospitalario.

Esta institución recibe pacientes de Manzanillo y otros municipios de la región costera de Granmacomo Media Luna y Campechuela.  Aquí se vigilan  muy puntualmente las comorbilidades frecuentes en población infanto juvenil, para evitar complicaciones asociadas. Al decir del directivo  “….hoy el encargo que tiene el  Hermano  Cordovés es trabajar de manera educativa y profiláctica para que los pacientes no se nos compliquen, identificar precozmente los signos de alarma que pueden conducir a una complicación como es la insuficiencia respiratoria y la muerte.

Nosotros los pediatras de Grama tenemos la responsabilidad de tratar oportunamente a estos pacientes con comorbilidad, y sospechosos y confirmados a covid 19 para no tener que lamentar fallecimientos en edad pediátrica. Entre las comorbilidades frecuentes entre los pacientes ingresados acá están la epilepsia y la diabetes mellitus.”

Estas dos comorbilidades que mencionaba el doctor García Guerra y que se han diagnosticadas en pacientes pediátricos valorados en el Hermanos Cordovés, se han visto con cierta frecuencia y generan mayores riesgos.

La epilepsia ante la covid 19 desencadena una afección neurológica más aguda y la diabetes mellitus, otra pandemia silenciosa, puede  favorecer el desarrollo de una respuesta inflamatoria crónica  y, por tanto, la aparición del síndrome de distrés respiratorio agudo. Por eso en el hospital manzanillero se asumen estrategias de vigilancia y control que han evitado que los menores de 18 años lleguen a  complicaciones severas que den al traste con la muerte.

 En la mencionada  institución no se han tenido que reportar fallecimiento de niños gracias a la rápida actuación de los especialistas y personal de enfermería.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 2 =