Los colaboradores de la Brigada Médica de Cuba en Haití, atienden hoy a los lesionados por el terremoto de 7,2 en la escala abierta de Richter, que sacudió el sur del país.

“Nosotros estamos trabajando en los hospitales más afectados, atendiendo a las personas que están llegando a los centros”, confirmó a Prensa Latina Luis Orlando Olivero, coordinador de la Brigada Médica de Cuba.

Particularmente en las ciudades de Port Salut (sur), Jeremie (Grand Anse), y Aquin (sur), llegaron muchos heridos a las instalaciones donde laboran los médicos cubanos, detalló Olivero.

El movimiento telúrico tuvo su epicentro en la urbe de Petit Trou, en el departamento Nippes, situado a unos 128 kilómetros al suroeste de la capital.

Los medios locales reportan intensos desgastes especialmente en Jermie, Nippes y Les Cayes, con varias infraestructuras destruidas y una cifra aún sin determinar de fallecidos.

También se registraron muchos individuos atrapados entre los escombros, mientras la Dirección de Protección Civil activó el sistema de respuesta rápida y pidió a la población mantenerse alerta.

El Servicio Sismológico de Estados Unidos emitió un aviso de posible tsunami, con olas de hasta tres metros de altura en la costa sur del país.

Haití está situado sobre un vasto sistema de fallas geológicas resultantes del movimiento de las placas del Caribe y Norteamérica, lo que hace al país proclive a la ocurrencia de terremotos.

Solo en 2020 las redes nacionales de sismología registraron 499 temblores menores, principalmente en los departamentos Sureste y Noreste.

El movimiento telúrico de este sábado ocurre 11 años después de que un gran terremoto de magnitud siete destruyera la capital y cobrara la vida de al menos 300 mil personas, según datos oficiales.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 3 =