Con la lamentable noticia de ocho fallecidos por COVID-19 amaneció este sábado la provincia de Granma, territorio que por segundo día consecutivo reporta la cifra más alta de decesos desde que inició la pandemia.

Así trascendió en conferencia de prensa del MINSAP, espacio en el que el doctor Francisco Durán, director Nacional de Higiene y Epidemiología, dijo que después de Holguín (con 10), Granma fue la otra provincia cubana con mayor número de muertes en la jornada.

El territorio granmense reportó además 284 casos positivos a COVID-19, cuarenta y dos menos que el día anterior, pero aún muy elevada para el propósito que se persigue. Por municipios los casos reportados fueron de Manzanillo (177), Bayamo (41), Cauto Cristo (23), Guisa (19), Yara (7), Bartolomé Masó (6), Buey Arriba (4), Jiguaní (3), Río Cauto (3) y Niquero (1).

De las estadísticas nacionales Durán García lamentó la muerte de 84 personas a causa de la enfermedad en el país. Veintinueve de los fallecidos eran menores de 60 años de edad y muy lamentable fue la muerte de una materna de 19 años.

Según dijo el experto, ayer se procesaron en la nación 48 705 muestras y se diagnosticaron 9 740 positivas. De este total 9722 son fruto de la trasmisión autóctona y 16 importados de Rusia, Estado Unidos, Panamá, Francia, Etiopía, Turquía y España.

Las tres provincias con situación más compleja por el número de casos confirmados fuero Cienfuegos, Pinar del Río y La Habana, con 1644, 1171 y 983 casos respectivamente.

Se mantiene alta la tasa de incidencia en edad pediátrica pues se diagnosticaron 1871 pacientes con el Sars Cove 2 menores de 18 años de edad y 148 tienen menos de doce meses de nacidos.

Sobre este grupo etario el doctor Durán aseguró que en los últimos 15 días se han acumulado 24 800 positivos, evidenciando el incumplimiento de las medidas de prevención entre los niños y adolescentes.

Hoy permanecen ingresados 104 628 pacientes, entre confirmados y sospechosos, cifra que podría incrementarse si no se actúa con responsabilidad a nivel familiar y social.

En la conferencia se confirmó que ya Soberana 02 y Soberana Plus fueron certificadas como vacunas, lo que agilizaría la intervención comunitaria con estos inmunógenos, incluyendo a los alérgicos al tiomersal que no habían sido vacunados con Abdala. Sin embargo mientras se avanza es necesario mantener las medidas establecidas para el enfrentamiento y contención de la enfermedad.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − 1 =