La Habana, 3 sep (ACN) Tras la entrada en vigor del Decreto-Ley No. 31 de Bienestar Animal en Cuba el 10 de julio último, discretos son los avances realizados hasta la fecha.

Orlando Díaz Rodríguez, director jurídico del Ministerio de la Agricultura (Minag), dijo en un encuentro con protectores de animales y periodistas, efectuado hoy en la sede de ese organismo, que la implementación de la actual normativa es un proceso progresivo y gradual que requiere la preparación de todos los organismos involucrados.

El director general del Centro Nacional de Sanidad Animal (CENASA), Yobani Gutiérrez Ravelo, expresó que todavía existen dificultades con los mecanismos de atención a la población para las quejas y denuncias, pero enfatizó que cada territorio cuenta al menos con un número telefónico de esa entidad donde las personas pueden tramitar sus preocupaciones.

Especial atención ocupan también los 164 centros estatales para la asistencia veterinaria, de los cuales, dijo, la mayoría se encuentran en mal estado y pormenorizó que se ha priorizado un plan para la reparación y mantenimiento de esas instalaciones.

Gutiérrez Ravelo señaló que igualmente se trabaja en la modernización de las unidades del Grupo Empresarial Labiofam, principal productor de medicamentos de uso veterinario, y se estudia la importación de otros fármacos para la venta en moneda libremente convertible.

Al terminar el año, comentó, cada cabecera provincial deberá tener una farmacia para la venta de medicamentos para animales y hemos elaborado una norma que será publicada próximamente, la cual permitirá a las personas naturales traer desde el exterior productos de uso veterinario, sin límites de cantidad.

Yusaima González Arrebato, responsable de Vigilancia de Enfermedades Zoonóticas del Ministerio de Salud Pública (Minsap), explicó que se han adoptado medidas para el control de poblaciones y comentó que se utilizarán métodos no cruentos para el sacrificio de animales.

La funcionaria subrayó que se ha dispuesto la reparación de todos los Centros de Observación Canina de Zoonosis, pero esto será un proceso paulatino, ya que depende de los recursos y el apoyo de los gobiernos en cada territorio.

Durante el intercambio, Claudia, una joven activista del grupo Cubanos en Defensa de los Animales (CEDA), abogó por una mayor prontitud en la respuesta por parte de las entidades encargadas de atender las denuncias de la población, así como en la mejoría de los servicios veterinarios.

Igualmente enfatizó en el trabajo articulado entre las instituciones y los grupos de personas comprometidos con la defensa de los animales.

Pese a que ya existe un importante cuerpo normativo, en el espacio todos coincidieron en las acciones de capacitación, educación, formación de valores como tareas permanentes para que las medidas sean realmente efectivas.

El Decreto-Ley No. 31 responde a las preocupaciones y necesidades planteadas por animalistas y organizaciones del país durante varios años y regula los principios, deberes, reglas y fines respecto al cuidado, la salud y la utilización de los animales.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + 12 =