Tomada de Escambray

Bayamo, 5 sep (ACN) Desde el viernes último y hasta hoy, unos siete mil 516 estudiantes de la provincia de Granma reciben la primera dosis de la vacuna cubana anti-COVID-19 Abdala, como paso clave para asegurar el reinicio del curso escolar 2020-2021, mediante la modalidad de teleclases, y el posterior retorno a las aulas.

El proceso de inmunización comenzó con los alumnos del duodécimo grado, el tercer año de la Enseñanza Técnica y Profesional (ETP), y tercero y cuarto años de las formaciones pedagógicas, explicó la Máster en Ciencias Teresa Pérez Trinchet, directora de Educación en el oriental territorio.

En información a la población a través del telecentro provincial Crisol de la Nacionalidad Cubana, significó que dicho grupo debe incorporarse a las clases presenciales el venidero 4 de octubre, una vez administradas las tres dosis del inmunógeno.

El próximo miércoles, 8 de septiembre, iniciarán la vacunación los educandos desde sexto grado hasta 18 años de edad, pertenecientes a los diferentes niveles de secundaria básica, preuniversitario y ETP, quienes tienen previsto el regreso a sus instituciones educativas en el mes de noviembre, precisó.

Agregó que esta propia semana empezarán a protegerse, además, los niños de las enseñanzas primaria y primera infancia (2 a 10 años), como parte de una labor cuyos pilares son la estratégica alianza entre los sectores de Salud Pública y Educación, junto al apoyo y la comprensión de las familias.

En el costero municipio de Manzanillo, donde inicialmente se organizó la inoculación con Abdala a más de mil 200 estudiantes, prestan servicio siete sitios vacunales habilitados en escuelas y un círculo infantil, detalló a la prensa la doctora Nancy Lastres Vega, jefa de Atención Médica y responsable del proceso de intervención sanitaria en la localidad.

Esos locales permanecen abiertos desde las ocho de la mañana y hasta tanto resten personas por atender, incluidos adolescentes y jóvenes que residen en Manzanillo, pero cursan estudios en otros municipios de Granma o fuera de la provincia, señaló.

Harol Samir Vázquez Dueñas, alumno de cuarto año de la escuela pedagógica Celia Sánchez Manduley, manifestó orgullo tras recibir gratuitamente una vacuna de fabricación cubana, y resaltó la calidad de la atención ofrecida por los profesionales sanitarios.

Ahora me siento más preparado e inmune para enfrentar esta terrible pandemia y retomar el curso escolar, expresó.

Con buenas sensaciones de estar no sólo más protegida, sino plena de fe y esperanzas, María Fonseca Alejandre, quien espera para culminar su duodécimo grado, confesó que anhelaba el día de encontrar a Abdala, y agradeció a los científicos responsables de hacer realidad ese momento.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + 8 =