Manzanillo.- Una sala para atender a las embarazadas positivas a la COVID-19 o sospechosas de esa enfermedad, abrió sus puertas el domingo en el Hospital Provincial Clínico, Quirúrgico y Docente Celia Sánchez Manduley, de la ciudad de Manzanillo.

El área es resultado del esfuerzo de los especialistas y trabajadores de servicio de la principal instalación de la salud pública de la región del Guacanayabo, quienes en menos de un día dejaron listo el escenario con 27 camas.

A cargo de un experto en Obstetricia, Neonatología, medicina interna y par de enfermeras, en la sala se recibieron este domingo las primeras diez gestantes de varios territorios de la provincia de Granma, una de las cuales dio a luz y tanto ella, como el bebé, evolucionan bien.

La licenciada en enfermería Yusmara Jerez, jefa de esa especialidad en el “Celia Sánchez Manduley”, explicó que se disponen además de dos salones de parto y cesárea, otro para cuidados del recién nacido y uno de “preparto”.

La apertura de semejante sitio fortalece las atenciones directa y personalizada por la salud y bienestar de las embarazadas y sus bebés y persigue disminuir la morbilidad en ese grupo, uno de los objetivos de las autoridades del Ministerio de Salud Pública de Cuba, sus homólogos granmenses y los especialistas manzanilleros.

El hospital de la Cuidad del Golfo de Guacanayabo es la instalación matriz para el cuidado de los pacientes granmenses positivos al nuevo coronavirus que, desde marzo de 2020, se reportan en los 13 municipios de esta oriental provincia.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + diez =