El primer ministro de Cuba, Manuel Marrero, insistió hoy en la necesidad de controlar la situación epidemiológica provocada por la Covid-19 para la reapertura gradual de la nación.

‘Necesitamos ir abriendo el país, reactivando la economía y las actividades sociales’, reconoció el jefe de Gobierno durante el encuentro diario con autoridades provinciales para evaluar el comportamiento de la enfermedad provocada por el SARS-CoV-2.

En ese sentido, Marrero recalcó la importancia de trabajar en mecanismos de control permanentes que permitan sostener una situación favorable, de acuerdo con un reporte de la televisión local.

Como ejemplo, el primer ministro reconoció los esfuerzos en la occidental provincia de Matanzas que, tras reportar cifras alarmantes semanas atrás, actualmente mantiene por debajo de cien los casos diarios.

Las demarcaciones de Pinar del Río (occidente) y Sancti Spíritus (centro) concentraron en esta jornada los índices más altos de contagios, por lo que el titular de Gobierno llamó a reducir la movilidad y revisar la disponibilidad de capacidades hospitalarias.

El encuentro, además, evaluó la situación energética del país, considerada deficitaria por las averías en el sistema nacional, y la producción de oxígeno.

Sobre ese gas medicinal, el primer ministro reconoció una mejor disponibilidad aunque el escenario se mantiene complejo por el aumento de la demanda.

En esta jornada, el Ministerio de Salud Pública de Cuba reportó ocho mil 342 nuevos casos positivos al virus SARS-CoV-2 y 74 fallecidos por complicaciones con la enfermedad.

Con esas cifras, el país acumula 753 mil 544 diagnosticados desde el 11 de marzo de 2020 y seis mil 373 decesos.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 4 =