Las líneas de transferencia de energía eléctrica afectadas en la noche del viernes habían quedado restablecidas este domingo, así como la capacidad de transferencia de potencia entre la zona oriental y la centroccidental del país, aunque pueden ocurrir interrupciones del servicio, informó en televisión el ingeniero Lázaro Guerra Hernández, director técnico de la Unión Nacional Eléctrica (une).

La incorporación paulatina de varias unidades generadoras que se habían desconectado en la zona oriental, cuando se produjo la interrupción, pone al sistema en mejores condiciones; no obstante –advirtió–, la situación no se ha resuelto totalmente, y tanto la generación térmica como la distribuida presentan limitaciones importantes, aunque las afectaciones al servicio no tendrán la magnitud del sábado.

Según la información de la une, ayer debían conectarse al sistema la unidad 5 de la central termoeléctrica Diez de Octubre, con 70 megawatts (mw); el bloque 5 de la Máximo Gómez, con 30 mw, y se utilizarían 225 mw en motores diésel; y persistían sin aportar energía, por reparaciones, varias unidades.

Como consecuencia de una falla en un conductor, el viernes se produjo un disparo en una de las líneas de transmisión a 220 kilovoltios que enlaza a Nuevitas con Holguín, incidente que provocó la desconexión de todas las unidades termoeléctricas y emplazamientos de la generación distribuida de la zona oriental.
La afectación excedió los 800 mw, dejó sin electricidad a la región oriental, y perjudicó, de manera parcial, al resto de las provincias.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 − 1 =