A partir de este viernes, 24 de septiembre, atendiendo a la situación epidemiológica del país, comenzará de forma gradual la reapertura de servicios gastronómicos –de manera presencial– en ocho territorios: La Habana, Matanzas, Cienfuegos, Ciego de Ávila, Santiago de Cuba, Guantánamo, Mayabeque y el municipio especial Isla de la Juventud, previa autorización del grupo de trabajo temporal de la provincia.

Para ello, informó la titular del Ministerio del Comercio Interior, Betsy Díaz Velázquez, se ha diseñado una estrategia basada en un protocolo de salud y también de restricciones, pues en aquellas áreas donde existan eventos activos de transmisión de la COVID-19, no procederá la apertura.

De esta forma, se restablecerán los servicios a la mesa, barras, mostradores o en el interior de salones, garantizando siempre la ventilación natural y en espacios al aire libre, las capacidades según el aforo y que haya una distancia de dos metros entre cada mesa, acotó.

«Se mantiene, por otra parte, la restricción de mesas buffet, no se abrirán servicios en locales totalmente cerrados y se buscará potenciar la modalidad por reservaciones». En la capital, Reinaldo García Zapata, su gobernador, precisó que 533 unidades gastronómicas iniciarán la reapertura de sus servicios, incluyendo establecimientos de trabajadores por cuenta propia y círculos sociales.

Asimismo, informó que quedan restablecidos los servicios notariales, del Registro Civil y Registro de la Propiedad, en tanto, la restricción de movimiento de la ciudad pasa a ser a partir de las 10:30 p.m.

En el resto de las provincias, de acuerdo con el comportamiento y la incidencia de la pandemia, se irá evaluando cuáles territorios podrán incorporarse a estas posibilidades.

En otro orden, la titular del Mincin destacó que por encima de muchas limitaciones, del bloqueo, de la paralización del turismo y de algunos rubros exportables, se ha mantenido como política de país la distribución de la canasta familiar normada con un nivel de prioridad, aun cuando persisten no pocos obstáculos, entre ellos, mencionó el aumento de los fletes, la persecución financiera a nuestras instituciones bancarias y la necesidad, por ello, de acudir a mercados más lejanos, además de que el Gobierno de ee. uu. haya incluido a Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo.

Ahora mismo, dijo, la entrada del pollo, que era estable, se demora en arribar a la Isla hasta 50 días y ello provoca afectaciones en la distribución de la canasta. Por ejemplo, el correspondiente a septiembre se tiene que entregar en octubre por tal motivo, especificó.

También hizo referencia a las afectaciones en la entrega de la leche en polvo para dietas, ya que en cinco provincias solo se distribuyó el 50 % y, debido a las insuficiencias que tiene hoy la industria con relación a este alimento, no se podrá reponer el faltante. En el caso de la leche que se entrega a los niños entre cero y siete años, aclaró que sí está asegurado el completamiento, al igual que para las embarazadas y los niños con enfermedades crónicas.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + diecinueve =