Víctima de una pálida demostración madero en ristre, la selección cubana de béisbol sub 23 años cayó este viernes 0-5 ante el local y monarca exponente México, por el grupo A de la Copa del Mundo con sede en el estadio de los Yaquis de Obregón.

Los alumnos del mánager espirituano Eriel Sánchez apenas pudieron conectar tres imparables y se tomaron seis ponches. Y únicamente el torpedero mayabequense Rangel Rangel Ramos, ubicado como segundo en la alineación, pudo sacar la bola a los jardínes con su doblete al derecho en el sexto episodio.

Durante 5.1 entradas de las siete que se disputan en este torneo, los antillanos no supieron escoger bien los lanzamientos, sus swinnes eran muy lentos y se vieron maniatados por el excelente control del zurdo Antonio Hernández, quien apenas asimiló dos imparables, otorgó cuatro ponches y no concedió base por bolas.

Pero los discípulos de Sánchez tampoco les pudieron sacar los bates a los envíos de más de 90 millas de los rescatistas Ricardo Hernández y Juan Robles.

José Reyes, mentor de los aztecas, le situó seis bateadores zurdos en la alineación al abridor derecho capitalino Bryan Chi, quien en 5.2 innings permitió cuatro jits, incluido jonrón del jardinero central Fabio Macías en el inicio del cuarto episodio.

A Chi le anotaron la segunda en el sexto, cuando después de dos outs le propinó pelotazo a Macías y a seguidas permitió sencillos consecutivos de los zurdos Javier Salazar y Tirso Ornelas, que decretaron su abandono de la lomita.
Las tres restantes carreras mexicanas llegaron en el inicio del séptimo episodio ante los envíos de los relevistas Dariel Fernández y Kelbis Rodríguez, unidos a un error.

Hoy, en su segunda presentación, Cuba tendrá de oponente al elenco de Taipéi de China. En este grupo también aparecen las escuadras de República Dominicana, Alemania y República Checa.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + dieciocho =