Granma alcanza una meseta con tendencia a la disminución paulatina de casos confirmados de Covid-19, como resultado de la aplicación más acertada de los protocolos de salud, y haber recibido la vacuna un porcentaje mucho mayor de la población.

La noticia, algo alentadora, aunque no debe asociarse al relajamiento de la disciplina en tal sentido, fue dada a conocer por la Máster en Ciencias Ana Julia Quesada Fong, epidemióloga del Centro provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología, en programa de la TV local.

La Doctora explicó que no podemos confiarnos, ni pensar que todo está resuelto, pues aún los 13 municipios continúan en muy alto riesgo, siete de ellos exceden la tasa de incidencia del territorio, 932.7 por cada cien mil habitantes y la nacional, que es de 993; y Granma es la cuarta provincia del país con elevada positividad, 16.8.

Dijo que ya se acumulan en la provincia 32 mil 349 personas confirmadas con la enfermedad, de los cuales 30 mil 438 se ha recuperado. Están ingresados dos mil 730 pacientes, activos mil 20, sospechosos mil 631, 300 en edad pediátrica.

La epidemióloga expuso que en las últimas 24 horas se reportaron 328 casos (44 en edad pediátrica), de personas residentes en Niquero 76, en Jiguaní 56, en Bartolomé Masó 53, en Campechuela 36, en Bayamo 27, en Buey Arriba 30, en Manzanillo 19, en Río Cauto siete, en Yara seis, en Guisa tres y en Cauto Cristo 14. Fallecieron tres personas, de Campechuela, Jiguaní y Niquero.

Resaltó Ana Julia que en la jornada anterior fue inferior la cifra de confirmados, ingresados, sospechosos y de casos en edad pediátrica, además ejemplificó como positivo a Bayamo, que disminuye los números de manera considerable.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + veinte =