CUATRO antillanos integraron el top ten del Campeonato Mundial Sub-21 de Voleibol, en cuya última jornada este domingo Cuba derrotó a Tailandia 3-1 y finalizó en onceno lugar.

El jugador de esquina José Miguel Gutiérrez terminó tercero en recibo y sexto en el servicio, así como entre los 20 mejores en bloqueo (16), defensa (17) y máximos anotadores (20).

Por su parte el central Alejandro Miguel González fue tercero en muros; cuarto el colocador Christian Thondike en su posición y décimo el opuesto Alexei Ramírez en ataque, así como duodécimo en puntos acumulados a la ofensiva.

El líbero Ricardo Gómez se ubicó en el puesto 13 en defensa y 18 en recibo.

En el partido de cierre del torneo en la sede de Bulgaria la escuadra caribeña se anotó el triunfo luego de caer en el set inicial 35-37 al dominar los siguientes 25-18, 25-16 y 25-23, según el sitio de la FIVB.

Cuba estuvo superior en ataque (66-54), bloqueo (13-9) y servicio (5-2), y cometieron más faltas propias que sus rivales tailandeses (29-26).

Ramírez tuvo otra jornada fructífera al acumular 27 puntos, máximo anotador del desafío, seguido de sus compañeros Víctor Ramón Andreu (21), Alejandro Miguel (12) y José Miguel (11).

Los centrales Reynier Ibar (un set) y Luis Vidal (dos) agregaron cuatro unidades cada uno, en tanto Endriel Pedroso marcó dos en el parcial que jugó (cuarto). Thondike aportó tres en los dos últimos sets, pues abrió Adrián Chirino.

Por los adversarios Donlakkham Sutthiphong acumuló 25 y Jenthaisong Supakorn tributó 9.

El atacador auxiliar Andreu comentó al sitio de la FIVB que «después de estar casi dos años fuera del voleibol por lesiones fue una satisfacción volver a jugar en un torneo de alto nivel. Estoy muy feliz de estar de vuelta en la cancha».

Agregó que «en general esperábamos tener un mejor desempeño, al menos ir a Italia y estar entre los ocho mejores equipos. Aun así, dimos nuestro mejor esfuerzo considerando el poco tiempo que teníamos para prepararnos como equipo».

En Sofía, la capital búlgara, el campeón defensor, Irán, concluyó noveno al imponerse a Canadá 3-1; Egipto decimotercero al ganar a Baréin 3-2 y Marruecos decimoquinto al anotarse éxito por no presentación de Camerún.

Por su parte en Cagliari, la selección italiana regaló a su afición la copa de campeón al dominar a Rusia 3-0 (25-19, 25-22, 25-20) y Polonia consiguió bronce al vencer a Argentina también en parciales corridos (25-16, 25-14, 25-19).

En Carbonia, Bélgica doblegó a Bulgaria 3-1 (19-25, 25-22, 25-20, 25-23) y aseguró el quinto escaño, mientras con el séptimo debió conformarse Brasil tras barrida a República Checa (25-13, 25-21, 25-15).

En 2019 la selección cubana ocupó el décimo puesto, en tanto se adueñaron del podio Irán, Italia y Brasil.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + 19 =