El equipo de Granma disfruta su triunfo en el sexto juego contra Pinar del Río, en la semifinal de la 60 Serie Nacional de Beisbol, y sepultó las posibilidades de los vueltabajeros de empatar y mantenerse en la pelea por pasar a la otra fase de la postemporada, que ha tenido en la burbuja del estadio José Antonio Huelga a una sede muy activa, en Sancti Spíritus, Cuba, el 27 de febrero de 2021. ACN FOTO/ Oscar ALFONSO SOSA/ mvh

La Habana, 7 oct (ACN) Finalmente llegó el día esperado por todos, cuando se haga oficial la Declaratoria Patrimonio Cultural de la Nación a la dimensión cultural del béisbol: el juego de pelota, saberes y prácticas asociadas.

La esperada actividad tendrá lugar el venidero día 19 en el vetusto estadio matancero Palmar de Junco, en el cual se disputó oficialmente el primer juego de pelota en Cuba.

Se aprecia que será una fecha antes de una nueva celebración por el Día de la Cultura Cubana.

El béisbol en Cuba podría relacionarse con el ámbito de las artes del espectáculo, si se tiene en cuenta la relación que existe entre los practicantes y participantes en el evento.

En la dimensión de las tradiciones orales destaca la influencia del juego de pelota en el habla de los portadores y de la sociedad en su sentido más amplio; además del sistema de señales y gestos que establecen los jugadores para comunicarse entre ellos. Sin dudas, el béisbol es una de las manifestaciones más trascendentes y perdurables de la cultura cubana durante más de un siglo y medio. Gran parte de la población lo identifica como una alegoría nacional.

Y en la actualidad se le conoce como deporte nacional y elemento integrador de la cultura popular tradicional, entendido como deporte, espectáculo y tradición oral. Además, trasciende a otros ámbitos, entre los cuales aparecen las artes plásticas, el teatro, la música, la literatura, e incluso el vocabulario cotidiano.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 3 =