Los centrales azucareros Enidio Díaz, de Campechuela, y Arquímedes Colina de Bayamo, son los dos ingenios que participarán en la próxima contienda prevista para iniciar en el mes de diciembre en la provincia de Granma.

Así lo comprobó durante un recorrido por el territorio, y un encuentro con los principales directivos e implicados en la zafra aquí, el Presidente del Grupo Empresarial Azucarero, Julio García Pérez.

El sector necesita de mucha organización y disciplina, y a pesar del déficit de combustible, que ya limita las siembras de la gramínea, hay que desatar las fuerzas productivas, y lograr que los colectivos tengan mayor sentido de pertenencia, para alcanzar mejores resultados y un incremento de los ingresos.

Aunque en esta ocasión la provincia hará una zafra pequeña, pueden ser significativos los ingresos debido a los precios del azúcar.

García Pérez explicó además, aspectos esenciales para que Granma incorpore en 2022 un tercer central, y las cinco industrias con las que cuenta para producir azúcar estén listas en el año 2023.

Aunque aún hay atrasos en las reparaciones, están disponibles los recursos para ello.

El presidente de AZCUBA dijo que cada actor económico está en la obligación de gestionar su fuerza laboral.

Así mismo se debe prestar atención a la producción de alimentos, especialmente a las proteínas que se consumirán durante la contienda.

El país implementa un centenar de medidas que permitirán recuperar el sector, y consolidar la producción de azúcar. La siembra es decisiva hasta conseguir que cada central muela su propia caña.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − 2 =