La Edición 53 del Congreso de la World Athletics se despidió este jueves con la aprobación de importantes acuerdos para potenciar el desarrollo del atletismo durante la próxima década, y dejó para Cuba el reconocimiento a dos de sus emblemáticas figuras: Alberto Juantorena y María Caridad Colón.

El presidente de la Federación Cubana de Atletismo y bicampeón olímpico de Montreal 1976 recibió la Placa al Mérito, en tanto a la Colón le fue entregado el Pin del Veterano.

«Ambos estamos muy contentos con los reconocimientos. Más que para nosotros, es para el atletismo cubano», dijo en conversación con JIT la reina olímpica de la jabalina en Moscú 1980, quien participó en las sesiones del cónclave que se desarrolló vía online debido a las limitaciones impuestas por la pandemia de la covid-19.

«Cada logro de este tipo nos llena de orgullo y nos hace recordar cuánto esfuerzo hicimos y hacemos a diario por el deporte que amamos», aseguró en nombre de los dos la actual miembro del Comité Olímpico Internacional (COI).

Por cierto, María Caridad partirá este viernes rumbo a la ciudad colombiana de Cali, a donde asistirá a los I Juegos Panamericanos Júnior, que el día 25 próximo se inaugurarán en esa ciudad.

«Panam Sports me invitó en condición de miembro del COI y estoy feliz por la posibilidad de disfrutar de unos juegos que de seguro llegaron para quedarse. Es una competencia de futuro y me alegra mucho estar allí junto a los jóvenes», confesó una mujer que guarda muy gratos recuerdos de las tierras colombianas.

En la cita de Medellín 1978, siendo aún muy joven, consiguió su primer gran triunfo en juegos centroamericanos y del Caribe. Luego dominaría además las ediciones de La Habana 1982 y Santiago de los Caballeros 1986.

Muy fructífero ha sido también el vínculo de Juantorena con el atletismo, y no solo como atleta. Además de presidente de la federación local, ha desempeñado con éxito cargos internacionales, en especial la vicepresidencia de la Iaaf entre 2015 y 2019.

En cuanto a los mencionados acuerdos del Congreso, trascendió como lo más importante la aprobación del llamado Plan Mundial 2022-2030, que establece los objetivos para conseguir «más participación, más personas, más fanáticos y más patrocinadores».

Así se resumió en el informe presentado en el sitio digital de WA y se detallan otras aristas como el trabajo con los niños y las recomendaciones para asegurar que los derechos humanos sean respetados en el deporte.

Con anterioridad se habían divulgado directrices para prevenir el abuso y la discriminación, otro tema medular para quienes dirigen el campo y pista en el mundo.

«Este Congreso ha marcado la dirección de nuestro deporte para los próximos ocho años. Esta es una guía práctica y medible que todos podremos planificar y cumplir», expresó el británico Sebastian Coe, presidente de WA desde 2015.

«Hemos avanzado mucho desde el último Congreso en 2019, a pesar de la pandemia, y los próximos cuatro años ofrecen oportunidades sin precedentes con el atletismo en el centro del escenario a mediados de cada año, a través de una secuencia de campeonatos mundiales y juegos olímpicos, por lo que necesitamos aprovechar ese impulso como deporte», enfatizó Coe.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 4 =