La Empresa Laboratorio Farmacéutico Líquidos Orales, Medilip, de la oriental provincia de Granma, desarrolla nuevas producciones con materias primas nacionales, para dar respuesta a las demandas de la población.

Precisa el diario Granma que esta entidad ha sido capaz de eliminar parte de su dependencia foránea, mediante la transferencia tecnológica y los encadenamientos con empresas y centros de investigación.

Efrén Rodríguez Lora, director general de Medilip, explicó que entre estos productos se destacan los desinfectantes para el combate a la COVID-19 (detergente clorado, soluciones de hipoclorito de sodio para el agua, el lavado de manos y la limpieza de superficies) y la producción de una cadena de melitos.

Asimismo, se están produciendo los melitos de vitamina C y el propóleo de melito, fármacos que se hacían a escala local por los centros de producción de Farmacias y Ópticas en pequeñas cantidades, y actualmente se elaboran con volúmenes por encima de los 20 mil frascos, indicó.

Con el fin de garantizar la existencia de derivados de la miel, Medilip formalizó además una contratación con Apicuba, para la elaboración de varios productos como el propóleo, la cadena de melitos, y próximamente la producción del extracto de eucalipto.

Entre las novedades del presente año, anunció la directora de Desarrollo de la fábrica, Niurka Benítez Guerra, se encuentra la aprobación, por el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (Cecmed), del fármaco citrato de potasio para el tratamiento de la litiasis renal.

La primera producción a escala industrial de este producto está prevista para la última etapa del 2021, y con ella se beneficiarán los pacientes que padecen de cálculos en los riñones.

De esta forma, la fábrica afianza ahora tres líneas de producción: los productos genéricos, los naturales y los alternativos, con los que pretende retomar de forma paulatina sus volúmenes productivos, aseguraron sus directivos.

La planta, adscripta a BioCubaFarma, se ha visto afectada en los últimos años por el recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos.

Tras alcanzar en el año 2013 el récord anual de 33,5 millones de unidades producidas, no ha podido volver a acercarse a esa cifra.

Según su director, en el último quinquenio y hasta el cierre del año 2018, la fábrica producía anualmente entre 25 y 28 millones de unidades, pero con las nuevas medidas restrictivas impuestas por Washington, a partir de 2019 no se han podido rebasar los 20 millones de unidades.

De los más de 50 productos genéricos que puede elaborar la fábrica, se han afectado en su producción mensual alrededor de 25, subrayó.

En ese déficit hay varios medicamentos muy demandados por la población, como los complejos vitamínicos, los productos en gotas y la línea de productos naturales, que incluye los jarabes anticatarrales Ambroxol, Orégano y Caña Santa.

Igualmente, agregó el directivo, han sido afectados fármacos de uso hospitalario, debido a la poca reserva de materias primas e insumos importados, como tapas, envases y los frascos de 15, 30, 60, 120 y 240 mililitros.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 3 =