El poeta, trovador y cantautor Silvio Rodríguez celebra hoy sus 75 años como exponente emblemático de la cultura y voz imprescindible en la banda sonora de la Revolución cubana.

Considerado uno de los músicos más reconocidos dentro y fuera de Cuba, Rodríguez fundó el denominado Movimiento de la Nueva Trova junto a Pablo Milanés, Noel Nicola y Vicente Feliú, que marcó pauta en el ámbito de la música popular cubana a partir de 1972.

Nacido en la ciudad de San Antonio de los Baños (occidente) en 1946, el autor de temas emblemáticos como Pequeña Serenata Diurna o El Necio trasciende por su trayectoria artística y más de una veintena de álbumes.

Su obra musical fue aclamada en disímiles escenarios de Iberoamérica, donde protagonizó actuaciones estelares acompañado por figuras imprescindibles de la canción latinoamericana.

Este año el cantautor mereció el Premio Leteo otorgado en la ciudad española de León por compromiso con la palabra como antídoto a todo a aquello que atenta contra la dignidad y como salvaguarda del conocimiento, la belleza y el pensamiento»

En su país, el músico emprendió la serie de conciertos conocida como Gira por los Barrios para llevar lo mejor de su arte a numerosas comunidades, centros penitenciarios e instituciones dentro y fuera de la capital durante más de una década.

Por dicha iniciativa que acercó la cultura a las barriadas cubanas y la formación de públicos de todas las edades y procedencias sociales, el artista obtuvo el Premio Nacional de Cultura Comunitaria que concede el Consejo Nacional de Casas de Culturas.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + 18 =