El anuncio se produce tras el resultado ‘desfavorable’ en la votación que lanzó en la red social.

El dueño de Twitter, Elon Musk aseguró este martes que dimitirá como director ejecutivo de la red social, acatando de esta forma los resultados de la encuesta que lanzó en su cuenta y en la que pregunta a los usuarios si debía hacerlo.

“Dimitiré como director ejecutivo en cuanto encuentre a alguien lo bastante tonto como para aceptar el puesto”, tuiteó el empresario, que aclaró que se limitará a dirigir los equipos de software y de servidores.

“¿Debo renunciar como jefe de Twitter? Me atendré a los resultados de esta encuesta”, preguntó el empresario el pasado domingo. El 57,5 % de los 17.502.391 participantes votaron que sí, frente al 42,5 % que optaron por el ‘no’.

Musk compró este año Twitter por 44.000 millones de dólares a 54,20 dólares por acción, un negocio por el que considera que pagó de más.

Durante meses intentó renunciar a la transacción, argumentando que la empresa lo engañó sobre la prevalencia de cuentas falsas. En respuesta, Twitter presentó una demanda para obligar a cumplir el acuerdo y, a principios de octubre, Musk cedió y cerró el trato en los términos acordados.

Comparte si te ha gustado