Un adiós para “El Ministro”

El mero hecho de que mi amiga me dijese “El Ministro” ya dejaba sentado que para ella, que es de mi generación de egresados del Pedagógico de Holguín, Fernández nunca dejó de ser “El Ministro”, nuestro Ministro, y que me perdonen los demás que le han sucedido y antecedido pero es que Fernández fue muy especial

Javier Pérez y el detalle

Microcosmos del alma acciona sobre una sensibilidad compartida que fusiona calidad y sencillez, sin el menor deseo de imponerse en los estereotipos de la contemporaneidad. Javier Pérez expone aquí una acepción de identidad que desmonta iconográficamente una cubanía camuflada, a ratos ignorada, pero igualmente válida en toda su extensión. Son planos cargados de naturalismo, donde lo micro alcanza una dimensión otra reevaluando el paisaje y los elementos que le conforman.

Cuba que linda es Cuba

Hoy día, en Cuba, es un tema bastante recurrente, el de las diatribas contra el reggaetón y la chabacanería en el lenguaje musical actual. Este festival fue, o mejor dicho, es, porque ya no se podrá hablar del mismo en pasado, un espacio en el que escuchamos a todas esas voces infantiles defendiendo canciones del repertorio popular cubano, fundamentalmente dentro del complejo del son.