La Abanderada del 68

Candelaria Figueredo Vázquez, la Abanderada del 68, figura con luz propia en la historia del movimiento revolucionario cubano contra la férula impuesta por España. Canducha, como la llamaban afectuosamente sus allegados, era la cuarta de los once hijos del matrimonio, celebrado en 1845, del abogado bayamés Pedro Figueredo Cisneros, conocido como Perucho, y la también criolla, coterránea suya, Isabel Antonia Vázquez Moreno. Isabel era hermana de Luz Vázquez, la célebre joven a la que Fornaris, Céspedes y Castillo le dedicaron la famosa pieza musical La Bayamesa. Perucho, de estirpe ilustre y esmerada educación, poseía hacienda y caudales que propiciaban la manutención de la numerosa familia con ciertas comodidades. A la economía familiar contribuyó la importante dote de Isabel. Los hermanos de Canducha, todos vinculados a la causa independentista, se nombraban Eulalia (1846), Pedro Felipe (1848), Blanca Rosa (1850), Elisa (1852), Isabel (1853), Gustavo (1856), María de la Luz (1857), Ángel María (1857), Piedad Luisa (1860) y María Esther.