Verano de malas noticias para inmigrantes en Estados Unidos

Mientras las entradas de muchos hogares de la capital estadounidense muestran carteles que dan la bienvenida a los inmigrantes, ese mensaje se mantiene hoy ausente del lugar donde más necesario sería: la Casa Blanca.
No es de extrañar que un presidente que desde su etapa como candidato republicano prometió un veto contra los musulmanes y calificó de violadores y criminales a los mexicanos, adopte una política de línea dura contra los extranjeros interesados en permanecer en este país, en muchos casos tras huir de condiciones de violencia y pobreza.