La estrella de Juan Manuel Márquez

Aquel 15 de diciembre de 1956 fue aciago para Cuba. Uno de sus buenos hijos terminaba asesinado por la tiranía de Fulgencio Batista, cerca de la finca La Norma, en el actual territorio de Campechuela. Ese hombre virtuoso tenía 41 años y había sido uno de los expedicionarios más experimentados del yate Granma.