Buena Fe: «Solo hemos sido nosotros mismos»

Presentación de Buena Fé en teatro donde pudo finalmente realizar concierto pese a algunas presiones ejercidas sobre empresarios y dueños de determinados teatros.

Si bien fueron cancelados algunos conciertos debido a las presiones ejercidas sobre empresarios y dueños de determinados teatros, lo cierto es que colectivos solidarios con Cuba y con las mejores causas, cerraron fila para que Buena Fe pudiera finalmente presentarse.

Buena Fe en el concierto de Madrid.

Desde el sábado se supo. Con éxito rotundo culminó la gira de Buena Fe por diversas ciudades de España, con el Auditorio Marcelino Camacho, de Madrid, repleto de un público que asistió para disfrutar de la música del dúo cubano, y para apoyarlo frente a la campaña mediática de odio y provocaciones que ha procurado en vano boicotear sus presentaciones.

Si bien fueron cancelados algunos conciertos debido a las presiones sobre empresarios y dueños de teatros, lo cierto es que colectivos solidarios con Cuba y con las mejores causas –incluso personas de otras corrientes políticas les han hecho saber a los artistas su desacuerdo con el acoso– cerraron fila para que Buena Fe pudiera finalmente presentarse. «El grupo se ha dado a conocer en nuevos públicos, que se han solidarizado con el dúo como rechazo a los intentos de censurar su libertad artística. Dado el interés generado, Buena Fe regresará a Europa, posiblemente, este mismo año», refiere el medio español Cubainformación.

Una de las organizadoras comentó a ese medio que «nos hemos dado cuenta de que hay que estar en todos los espacios, porque en los que no estamos se cuelan los fascistas». Y más adelante dijo que «ha sido un enorme espaldarazo a ellos y a Cuba, en estos momentos tan duros para la Isla, con un bloqueo criminal que no cesa. Necesitaban este calor y regresar a Cuba con el mayor éxito. Y lo hemos conseguido».

En redes sociales, Israel Rojas, líder del grupo, comentó que «Fueron días difíciles. Los más difíciles de nuestra carrera. Una campaña absurda iniciada por dos despreciables, con conciencia de serlo y amplificada por personas y plataformas que mienten con total convicción y maldad».

Explicó que, en medio de consejos de regresar a Cuba, se preguntaron qué hacer con los que sacaron entradas para escuchar su música, y «con los muchos que cada día se enfrentan al odio y a los retoños de fascismo en Europa, y se ofrecen a acompañarnos».

Con heridas, pérdidas económicas, con la certeza de que hay personas mal informadas y muchos bots y perfiles falsos tratando de hacer coro para armonizar el odio, «hemos obedecido a la voz de nuestras conciencias. Como siempre».  

Ratificó su cariño «para los que ya son hermanos», y a «los que alzaron su voz en solidaridad públicamente», así como su desprecio «inolvidable, imperdonable a los que cultivan ese odio».

Consciente de que hay que seguir adelante, «con las mejores canciones posibles y trabajando duro como cultores del amor y la buena fe entre los seres humanos, criticando lo que lo merezca para la construcción de un país mejor», aseguró tener hoy más seguidores en España, en Cuba y Latinoamérica, amparado por los datos de Sandunga, de Los Lucas, de Spotify

Negados a recibir honores especiales, Israel insistió en que «no es necesario. Nada hemos hecho extraordinario. Solo hemos sido nosotros mismos.

Periódico Granma

Periódico Granma

Comparte si te ha gustado
Scroll to Top