Toca tierra en Martinica, desde Cuba, nuevo cable submarino Arimao

Este martes tocó tierra, por Martinica, el nuevo cable submarino que conectará a esa isla con Cuba por la provincia de Cienfuegos, lo cual permitirá diversificar, asegurar y ampliar las capacidades de comunicación y la interacción de los cubanos con el mundo, en la medida en que lo posibiliten las condiciones económicas del país. Tania …

Toca tierra en Martinica, desde Cuba, nuevo cable submarino Arimao Leer más »

Este martes tocó tierra, por Martinica, el nuevo cable submarino que conectará a esa isla con Cuba por la provincia de Cienfuegos, lo cual permitirá diversificar, asegurar y ampliar las capacidades de comunicación y la interacción de los cubanos con el mundo, en la medida en que lo posibiliten las condiciones económicas del país.

Tania Velázquez, presidenta de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa), dijo a Granma que luego de concluir el tendido físico por el mar se terminará la parte terrestre, así como la integración de los equipos y sistemas de los puntos que se interconectan.

Además, puntualizó que se ejecutarán pruebas y otros procesos hasta que se encuentre listo el cable submarino Arimao de fibra óptica y se anuncie su puesta en funcionamiento.

Rodrigo Malmierca, ministro del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, en su cuenta en Twitter precisó que «la instalación del cable submarino Arimao, por la empresa francesa Orange, unirá a las dos islas, creando condiciones para mejorar los servicios de Etecsa.

El pasado 8 de diciembre se iniciaron las labores de instalación, un proyecto que es muestra de la voluntad del Gobierno cubano de continuar ampliando el sistema de comunicaciones internacionales del archipiélago, a fin de avanzar en el proceso de informatización y transformación digital de nuestra sociedad, explicaba a este diario, entonces, el vice primer ministro Jorge Luis Perdomo Di-Lella.

El cable, de unos 2 500 kilómetros, dotará a la Mayor de las Antillas de una nueva ruta para servicios internacionales, diversificando geográficamente la conectividad actual a internet, esfuerzo que se complementará con el sistema alba-1, fruto de la hermandad entre Cuba y Venezuela, para dar cumplimiento al Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta 2030.

Periódico Granma

Comparte si te ha gustado
Scroll to Top